El cadáver hallado en el Port d´Andratx llevaba más de dos meses en el mar

La Guardia Civil descarta que sea un buzo, así como tampoco un desaparecido en Mallorca

24.11.2014 | 06:50
Guardias civiles, con una lancha, analizan el cadáver descubierto sobre unas rocas en la cala.
Guardias civiles, con una lancha, analizan el cadáver descubierto sobre unas rocas en la cala.

El cadáver descubierto el pasado sábado por la tarde flotando en aguas de la costa del Port d´Andratx, junto a la urbanización sa Mola, llevaba más de dos meses en el mar. La autopsia practicada ayer en Palma al tronco humano en descomposición determinó que se trata de un hombre de edad avanzada. Los restos se hallaban en muy mal estado debido al paso del tiempo y faltaban las extremidades superiores e inferiores. Los forenses lograron determinar que el cadáver es de un varón, ya mayor, tras analizar los huesos y la dentadura.

Mientras tanto, la Policía Judicial de la Guardia Civil se encuentra volcada en la identificación del fallecido.

Los investigadores en un primer momento han descartado que sea un submarinista que buceaba en el mar, ya que lo que se creía que era parte de un traje de neopreno, en realidad, son prendas de ropa adheridas a la propia piel del cadáver. Así, los agentes detectaron que los restos humanos estaban semivestidos con un trozo de pantalón y la ropa interior. Estas prendas, que también están muy deterioradas, serán analizadas para tratar de encontrar alguna pista más sobre la procedencia del cuerpo sin vida del varón.

Además, los guardias civiles encargados de las pesquisas también han rechazado que se trate de un hombre desaparecido en Mallorca. Una vez estudiados los casos de desapariciones en la isla, no hay ninguno que se ajuste a las características del tronco humano encontrado el sábado poco antes de las tres de la tarde por parte de unos pescadores que acudieron a la pequeña cala situada al final de la calle Racó des Murter, en sa Mola, en los alrededores del Port d´Andratx.

Por tanto, todos los indicios parecen indicar que el fallecido podría proceder de cualquier punto del Mediterráneo. De hecho, la zona del hallazgo se caracteriza por ser un lugar en el que acaban gran cantidad de desechos que son arrastrados por las corrientes marinas. Por ello, el tronco humano podría haberse desplazado desde más de un centenar de millas debido al efecto de la resaca.

La Guardia Civil ahora elaborará una ficha con los datos principales del cadáver hallado en la costa de Andratx, lo que se conoce como PDRH (personas desaparecidas y restos humanos), y esta se pasará a una base de alcance europeo para ver si coincide con el contenido allí recogido. De forma paralela, los expertos extraerán el ADN del tronco descubierto el sábado y lo cotejarán con los perfiles genéticos de la base Fénix, que contiene el ADN de familiares de desaparecidos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine