la matriarca de son banya insiste en que aunque ha traficado durante años ahora no lo hace

´La Paca´ afirma al juez que sus únicos ingresos proceden de un local de ocio

08.07.2008 | 11:12
"La Paca" sostuvo ante el juez que ella no controla ningún punto de venta de drogas en el poblado de Son Banya. "La Paca" sostuvo ante el juez que ella no controla ningún punto de venta de drogas en el poblado de Son Banya.

Explicó que se encuentra en trámites de separación de su marido "El Tarta", que quedó en libertad el pasado sábado

Francisca Cortés Picazo, alias "La Paca", la matriarca de Son Banya en prisión desde la pasada semana, sostuvo ante el juez que sus únicos ingresos económicos que percibe proceden del alquiler de un local que posee en el Polígono de Son Castelló. Tal como ya adelantó este periódico en la edición del pasado domingo, la mujer se desvinculó de los cinco puntos de venta que fueron desarticulados en el poblado de Son Banya y mantuvo que desde hace ya varios años ni ella ni ninguno de sus hijos se están dedicando al tráfico de drogas. Sus palabras, en cambio, no coinciden con las conclusiones de los investigadores de la Guardia Civil, que mantienen que "La Paca" es la dueña y señora del tráfico de drogas que se mueve en el poblado, una actividad para la que cuenta con la ayuda de sus más directos colaboradores.
La mujer, en prisión desde la madrugada del sábado, explicó al juez que ella recibe unas ganancias mensuales por la explotación de una discoteca que está ubicado en el Polígono de Son Castelló. Se trata de un local cuya gran mayoría de clientela procede del poblado de Son Banya.
Durante la "Operación Kabul", realizada el pasado miércoles, la Guardia Civil encontró en el domicilio de "La Paca" un paquete escondido que contenía 330.000 euros. La Guardia Civil sospecha que tenía este dinero guardado para realizar algún pago por un envío de droga. Sin embargo, "La Paca" afirma todo lo contrario. Dice que hace años que guardaba este dinero y que lo tenía del anterior caso por blanqueo de dinero, por el que fue condenada pero evitó ir a prisión tras alcanzar un acuerdo con la fiscalía. El pacto consistió en perder todos los bienes que incautó la Policía, y que procedían del tráfico de drogas, y el pago de una elevada multa, que la mujer fue abonando durante varios meses hasta que saldó las cuentas con la justicia.
"La Paca" también habló sobre su relación con su marido, Francisco Pulet Rodríguez, alias "El Tarta", que fue único de los pocos detenidos que quedó en libertad. Explicó que estaba separada de su esposo y lo desvinculó de cualquier actividad ilegal que se pudiera desarrollar en el poblado.
Este proceso de separación lo confirmó también "El Tarta", que señaló que su relación sentimental con Francisca Cortés se rompió a raíz del caso en el que resultó implicado el ex jefe del Grupo de Atracos, José Gómez.
"El Tarta" hasta hace muy poco ha permanecido cumpliendo condena en la cárcel de Palma por otro caso de tráfico de drogas que procede del año 1996. Disfruta del tercer grado y sólo acude a la cárcel a pernoctar. De hecho, la Guardia Civil no le atribuye ningún tipo de responsabilidad en el clan y le consta las diferencias familiares que le están apartando de su esposa.
De momento, el juez mantiene el secreto del sumario del caso y ello se explica a que durante la investigación se intervino documentación que podría servir para averiguar de qué forma el clan de Son Banya ha podido estar blanqueando el dinero del tráfico de drogas.
Pero no sólo "La Paca" se desvinculó del tráfico de drogas, también sus hermanos lo hicieron. Niegan que trafiquen y que blanqueen dinero en caballos y en gallos de pelea. En el interrogatorio no se les preguntó sobre ningún alijo concreto que ha sido intervenido en los últimos meses.

Enlaces recomendados: Premios Cine