Esplendor antes de los incas

CaixaFòrum expone un centenar de objetos rituales de la misteriosa y rica cultura mochica, que floreció en el norte de Perú entre los años 200 y 850 d. C.

05.11.2015 | 02:14
Esplendor antes de los incas

Mucho antes de los incas, los mochicas formaron una especie de Estado de gran complejidad cultural entre los años 100 y 800 después de Cristo en la costa norte de Perú. CaixaFòrum Palma inaugura una exposición que reúne las cerámicas y joyas simbólicas de esta enigmática civilización precolombina.
La intención de la muestra "es introducir la cultura de Perú lejos de los clichés", explica el director del Museo Larco Andrés Álvarez-Calderón, de cuyos fondos se compone la exposición. Una cultura que quedó eclipsada por el esplendor de los incas. "El verdadero motivo de su fama es porque cuando llegaron los españoles en 1532 eran ellos los gobernantes de turno", comenta. "Y los cronistas tomaron nota sobre ello y regresaron a Europa con notas y dibujos sobre los incas", refiere. "Europa estaba descubriendo el nuevo mundo y todas esas crónicas se tradujeron a distintos idiomas", agrega. No sería hasta 1920, cuando arrancó la arqueología en Perú, que los historiadores descubrieron que los incas sólo habían gobernado Perú los últimos 150 años antes de la llegada de los españoles. "En realidad, la civilización peruana empezó tres mil años antes de Cristo", señala. Una civilización –la sexta– que se diferencia de las otras cinco cunas civilizatorias (Egipto, Mesopotamia, China, India y México) "en que es la única que se encuentra en el hemisferio sur, por lo que su calendario agrícola está invertido".
Cabezas expresionistas con formas de animales sagrados, representaciones explícitas de la vida sexual y la fecundidad, de seres mitológicos, de símbolos esotéricos y de chamanes que invocaban las fuerzas de otros mundos mediante el consumo de alucinógenos. Joyas exquisitas que hablan de una orfebrería sofisticada o dibujos sobre cerámica que narran historias de decapitaciones y sacrificios humanos como una sucesión de viñetas. Los creadores del arte mochica mostraron no sólo su maestría sino también un gran conocimiento de las narrativas cosmológicas y mitológicas que permitían explicar el mundo. "Sus obras nos dicen cómo esta sociedad plasmó sus historias, creencias, mitos y ritos en objetos de cerámica, y cómo sus líderes expresaron su poder y ascendencia divina a través de la vestimenta, en concreto mediante los atributos de los animales sagrados", sostiene la comisaria de la exposición Ulla Holmquist, quien considera que el arte era la "lengua franca" en un Perú habitado por muchas etnias y donde probablemente se hablaban distintas lenguas. "Esa cosmovisión que tenían de la realidad, esa relación entre el mundo de arriba, el terrestre y el mundo de abajo la transmitieron muy bien a través del arte", prosigue.
La exposición, que ocupa las dos plantas de CaixaFòrum y que exhibe más de cien objetos, está dividida en doce ámbitos. Entre ellos, destacan los relacionados con la vida ceremonial. Sus rituales permitían entrar en contacto con el mundo de los muertos y el de los dioses. "Y tenían como objetivo propiciar la continuidad de los ciclos productivos", detalla. Además de la cacería del venado (¿precedente de la tauromaquia?) o del brindis ceremonial con chicha, la muestra concluye con la leyenda de Ai Apaec, héroe mochica, una suerte de versión peruana de Hércules o Gilgamesh.
Para complementar la exposición, se han programado conferencias, visitas comentadas, actividades familiares y hasta un show cooking y degustación de cebiche.

Arte
El arte mochica del antiguo Perú
Lugar: CaixaFòrum Palma (Plaza de Weyler, 3).
Días de la exposición: Del 5 de noviembre de 2015 al 31 de enero de 2016.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine