Artes escénicas

Vilafranca, un escaparate de creatividad

11.10.2015 | 03:03
Vilafranca, un escaparate de creatividad

­Vilafranca se ha convertido estos días en un gran escenario teatral gracias a la XIII Fira de Teatre Infantil i Juvenil de les Illes Balears. No hay ninguna duda de que es el acontecimiento teatral más importante para el público familiar. Los datos lo corroboran. La FIET 2015 arrancó el jueves y, de momento, más de 7.000 espectadores ya han disfrutado de una sesentena de funciones programadas hasta ayer. Asimismo, numerosos espectáculos ya han colgado el cartel de "no hay entradas". Y es que en esta muestra teatral pequeños, no tan pequeños y adultos encuentran más de una obra que les sumerge en un mundo de emociones, diversión, creatividad y fantasía. El teatro, la danza, el circo, la música y la animación serán hasta mañana los auténticos protagonistas de esta muestra que ocupa un total de 15 espacios del municipio y cuenta con la participación de 47 compañías. Pero las artes escénicas también toman las calles del pueblo en forma de animados pasacalles como Naïf i els Fiets, un espectáculo que Circ Bover ha adaptado especialmente para esta FIET 2015.

En la jornada de ayer fueron numerosas las familias que disfrutaron de algunas de las 32 funciones programadas. Los más pequeños de la familia, por ejemplo, pudieron descubrir la música de The Beatles gracias a los cuatro intérpretes de la La Petita Malamaluga. Bitels per a nadons es una propuesta envuelta por una escenografía atractiva y juegos interactivos. Niños y padres cantaron, bailaron y disfrutaron de la música en un entorno visualmente atractivo. Incluso, los más pequeños tuvieron la libertad de entrar en el espacio escénico e interactuar con los intérpretes. "Nuestra intención es ofrecer un concepto de música en familia. La sociedad occidental fragmenta la música por edades y nosotros queremos integrarla en las familias", explicó Albert Vilà, uno de sus creadores. Especialmente pensado para padres con hijos algo más mayores subió a las tablas del teatro Pulgarcito de Iñaki Rikarte, que presenta el cuento de C. Perrault a través de la relación de un hijo con su padre. Los cuentos se inventaron para dormir a los niños y despertar a los adultos pero en este caso el padre es el niño y el hijo el adulto.
En la jornada de hoy, el público familiar podrá disfrutar de una treintena de espectáculos más.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine