Llorenç Valverde

´Las innovaciones actuales de internet ya no son rompedoras´

Llorenç Valverde (Felanitx, 1953) es catedrático de Matemáticas de la Universitat desde 1989, con un paréntesis de siete años "cedido" como vicerrector a la UOC, "donde comprobé que todas las universidades tendrán una rama ´online´". El jueves presenta en la librería Quars su último libro de divulgación, ´Set fracassos que han canviat el món, del rentavaixelles a la telefonia mòbil´.

10.05.2014 | 12:12
´Las innovaciones actuales de internet ya no son rompedoras´
´Las innovaciones actuales de internet ya no son rompedoras´

–Para que se haga cargo del tipo de entrevista: "¿Fracasa usted a menudo?"
–Sí, y me lo tomo mal, aunque aprendemos más de los errores que de los aciertos. Lidiamos continuamente con el fracaso, estamos instalados en el error.

–¿La informática surge de una siesta?
–De una siesta de Babbage a principios del siglo XIX surge la máquina universal de calcular. Te vas a dormir con un problema irresoluble, y despiertas con la solución. No has de esperar, has de buscar la respuesta, y saberla interpretar cuando la encuentras.

–"Fracasa mejor", ordenaba Beckett.
–Todo es mejorable y, si la aventura tuviera el éxito asegurado, no valdría la pena. Vences la incertidumbre del comienzo cogiendo el camino de menor resistencia.

–¿Internet sigue ese camino?
–Hay que distinguir la innovación rupturista de la evolutiva, porque los fabricantes de velas no inventan la bombilla eléctrica. Una vez difundida, se empieza a jugar con los filamentos o el bajo consumo. De la misma manera, las innovaciones actuales de internet ya no son rompedoras. Ha cambiado simplemente de intermediario, del ordenador al teléfono. Habrá más rupturas, pero no pueden preverse porque Niels Bohr explicaba la dificultad de hacer predicciones, en especial sobre el futuro.

–Su trabajo consiste en juzgar el fracaso de otros.
–Me gusta más juzgar los éxitos, porque crezco a partir de lo que crecen mis alumnos. Mi trabajo es el de acompañante. Lo importante no es lo que enseño, sino lo que aprenden los alumnos.

–¿Ramon Llull inventó el catalán y el ordenador?
–Las lenguas aparecen, y Ramon Llull es de los primeros en usar el catalán como material de aprendizaje de su Ars Magna. Intenta sistematizar el conocimiento para evitar errores de razonamiento, y se da cuenta de que se puede automatizar. Leibniz es un seguidor y en Inteligencia Artificial lo reivindican como precursor. Aquí lo tenemos más incomprendido que olvidado.

–¿El lavavajillas de su libro ha hecho más por la liberación femenina y masculina que la píldora?
–La píldora fue un instrumento de liberación en sí misma. El lavavajillas simplificó esa liberación, no la propició, a partir de una señora que quería proteger sus porcelanas chinas.

–¿El Vint Cerf que creó internet merecía el doctorado ´honoris causa´ más que Rafael Nadal?
–Son diferentes, no me gusta hacer comparaciones de este estilo.

–¿Nadal merece el ´honoris causa´?
–(Ríe). Yo no me lo hubiera planteado, cada cual sabrá por qué lo ha hecho.

–"He visto el futuro, y allí todo es ocio y diversión".
–Bruce Sterling lo anunció en 1997, y ya estamos allí. Basta ver los nichos de negocio, en qué invertimos el tiempo y cuáles son nuestras obsesiones, con dos o tres pantallas al mismo tiempo.

–¿Es usted el único catedrático de Matemáticas que no ha sido rector de la Universitat?
–Hay bastantes más. No fue una frustración porque, antes de presentarme, me planteé si estaba dispuesto a ver en los diarios el titular "Valverde se queda fuera".

–¿Está más cerca de Nadal Batle o de Huguet?
–Soy un hombre de Llorenç Valverde, a quien Nadal trató como un hermano menor desde que supo que había otro felanitxer estudiando Matemáticas en Barcelona.

–Es usted felanitxer, no mallorquín.
–Los felanitxers son muy fanfarrones, yo también. Soy felanitxer y, por consiguiente, mallorquín, catalán y europeo. He hecho un alto en la relación porque, cuando me preguntan si soy español, me lo han de definir antes como inclusivo, y la opinión mayoritaria sostiene que no lo es. Y soy hijo de inmigrantes.

–Muy catedrático, pero su jefa es Juana María Camps.
–El conserje del ministerio recibía cada día al ministro con un "buenos días, señor ministro", y éste le respondía "buenos días, Pepe". Un día no le devolvió el saludo, así que el funcionario le dio un portazo al coche ministerial y dijo, "qué se habrá creído el interino ese".

–Tesla muere miserable, pero su biografía inspira a Larry Page, creador de Google.
–Tesla es el personaje que inventa el siglo XX, pero Hannah Arendt nos advirtió contra las atribución literaria ´ad hoc´ de influencias exageradas.

–Ni Twitter ni Facebook, King Kong es Google.
–En el 92 me asustaba Microsoft, y con razón. Hoy me da miedo Google de forma diferente, por el poder que ha llegado a acumular.

–¿Steve Jobs es el Einstein de la era de la celebridad?
–Jobs es un gran comercial con visión, su genio era Wozniak. Los comerciales también son importantes.

–Crear un mundo donde el ser humano es superfluo.
–No, lo inteligente es crear instrumentos para entenderse a sí mismo. No para ser como dioses, que también, sino para saber cómo somos.

Sociedad y Cultura

Johnny Depp, Charlie Sheen y Kevin Dillon
Depp, Sheen y Dillon celebran el 30 aniversario de ´Platoon´

Depp, Sheen y Dillon celebran el 30 aniversario de ´Platoon´

Los protagonistas de la cinta de Oliver Stone se reúnen en una fiesta que comparten en Instagram

Descubre las cinco mejores heroínas del cine de acción

Descubre las cinco mejores heroínas del cine de acción

'Wonder Woman' es la primera en superar la barrera de los 100 millones en su estreno en EEUU

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine