Tribunales

Condenan a la autora de un libro sobre Picasso a pagar un euro por difamación

 09:44  

Un tribunal de París condenó a la autora de un libro sobre Jacqueline Picasso, Pepita Dupont, a pagar un euro por difamar a la hija de esta, pero estimó que sus afirmaciones respecto a un supuesto deseo de la viuda de Picasso de donar a España 61 obras maestras fueron hechas de "de buena fe".

EFE La hijastra del artista malagueño, Catherine Hutin, se había querellado contra Dupont, periodista y gran amiga de Jacqueline Picasso durante los últimos cuatro años de su vida, así como contra la editorial Le Cherche Midi que publicó el libro, por "difamación, negligencia y mala fe".

Los demandantes pedían 200.000 euros (unos 315.000 dólares) por daños y perjuicios en relación con una veintena de fragmentos del libro.

En "La vérité sur Jacqueline et Pablo Picasso" (La verdad sobre Jacqueline y Pablo Picasso) Dupont acusaba a la hija de la última esposa del pintor de haber hecho desaparecer un testamento en el que presuntamente su madre donaba 61 obras del artista a España.

El Tribunal Correccional de París dictaminó hoy que, en "ausencia de elementos suficientemente fiables y convincentes", son difamatorias las "insinuaciones" que llevan al lector a deducir que Hutin "suprimió o hizo suprimir el testamento de su madre".

El Tribunal, presidido por Joël Boyer, consideró, en cambio, que Pepita Dupont actuó de "buena fe" cuando lamentó que la hija de Jacqueline Picasso no respetara la última voluntad de su madre: "donar a España" las obras de la exposición "Picasso en Madrid".

Dicha muestra fue inaugurada en octubre 1986, días después del suicidio de la viuda de Picasso.

Entre otras declaraciones sobre la última voluntad de Jacqueline, la sentencia cita las del ex director español de Bellas Artes Javier Tussel y del comisario Aurelio Torrente, director del Museo de Arte Contemporáneo de Madrid (MEAC), donde tuvo lugar la muestra.

Respecto a la "grave" imputación de que Hutin no respetó las últimas voluntades de su madre, el Tribunal resaltó que, "en ausencia de un documento escrito" que confirme dicha donación -algo reconocido por las propias autoridades españolas-, la heredera tuvo que actuar "según lo que le dictó su propia consciencia" y el crédito acordado a los testimonios publicados.

Estipuló, igualmente, que las afirmaciones de la autora sobre las nefastas relaciones que mantenía la demandante con su madre durante años, y en particular en vísperas de su suicidio, "pese a lo desagradables que puedan ser" para Hutin, son esencialmente "juicios de valor" que "escapan" por su naturaleza al debate judicial.

De misma manera, se valora el testimonio personal de Dupont sobre la actitud de Catherine Hutin tras el suicidio de su madre.

El Tribunal ordenó, asimismo, que en futuras ediciones se inserte en cada nuevo ejemplar del libro de Dupont un "aviso judicial" que informe de la condena por difamación y sus motivos.

Dada la "escasa tirada" de la obra encausada -de la que se han vendido 4.000 ejemplares- el Tribunal estimó suficiente el pago de un euro en calidad de daños y perjuicios a Catherine Hutin, quien, en ausencia de testamento, se convirtió en la heredera universal de Jacqueline Picasso, la última esposa del pintor, quien compartió con él los veinte últimos años de su vida.

Asimismo, tanto la editorial como la autora tendrán que pagar al Estado una multa de 1.000 euros cada uno (unos 1.570 dólares), así como 6.000 euros por gastos judiciales, y el coste -no superior a 3.000 euros- de la publicación en un órgano de prensa de la sentencia.

Por otra parte, el mismo tribunal absolvió a Pepita Dupont de otra querella similar presentada por Hutin, por una entrevista sobre el libro publicada en el semanario "Point de vue".

Las abogadas de la parte civil, Anne-Sophie Nardon y Florence Bourg, dijeron a Efe estar "satisfechas", pues ha habido condena por "difamación", aunque indicaron su intención de leer "en frío" ambas sentencias, antes de excluir una posible apelación.

El abogado de los demandados, Richard Malka, dijo "no estar para nada descontento" con la sentencia y resaltó que el Tribunal sólo retuvo contra sus clientes uno de los 20 fragmentos del libro cuestionados por la parte civil y sólo los condenó a pagar un euro en calidad de daños y prejuicios.

Igual que el Tribunal, el fiscal estimó ya el pasado 2 de junio que era difamación dar a entender que Hutin pudo haber hecho desaparecer el testamento de Jacqueline.

En relación con este mismo libro, Le Cherche Midi y Pepita Dupont deben afrontar una tercera y última querella, cuya vista todavía no tiene fecha, por violación de la vida privada y presentada por Hutin y por su padre, André Hutin, quien entretanto falleció.

Enlaces recomendados: Premios Cine