ÚLTIMO MINUTO
Teatro

Vargas Llosa seduce con sus Mil y una noches

 09:47  
Mario Vargas Llosa, junto a Aitana Sánchez Gijón, en los jardines de Sabatini de Madrid. Ambos interpretarán mañana la versión que el escritor peruano ha realizado del clásico "Las mil noches y una noches", que cuenta con la dirección de Joan Ollé y con diseño escenográfico del pintor Eduardo Arroyo.
Mario Vargas Llosa, junto a Aitana Sánchez Gijón, en los jardines de Sabatini de Madrid. Ambos interpretarán mañana la versión que el escritor peruano ha realizado del clásico "Las mil noches y una noches", que cuenta con la dirección de Joan Ollé y con diseño escenográfico del pintor Eduardo Arroyo.  EFE/Víctor Lerena

Mario Vargas Llosa lleva décadas seduciendo a millones de lectores con sus magníficas novelas, y hoy demostró que sabe ser también "señor de la palabra" sobre un escenario, al interpretar al rey Sahrigar en la adaptación que él mismo ha realizado de ese gran clásico que es "Las mil noches y una noche".

EFE El escritor peruano y la actriz Aitana Sánchez Gijón esparcieron por los jardines Sabatini de Madrid la magia de esa obra cumbre de la literatura oriental y recrearon varias de sus historias, en un espectáculo dirigido por Joan Ollé y con diseño escenográfico del pintor Eduardo Arroyo.

El estreno de esta adaptación de "Las mil noches y una noche" -Vargas Llosa ha respetado el título original de la obra- constituye el pistoletazo de salida del teatro de los Veranos de la Villa, y tras representarse mañana y pasado en Madrid, viajará a Sevilla el 17 y 18 de julio, y a Santa Cruz de Tenerife, el 26 y 27.

Era la tercera vez que Vargas Llosa y Aitana Sánchez Gijón subían juntos a un escenario "para contar historias y para vivirlas" y al escritor se le notaba más seguro, con más tablas, aunque al principio del espectáculo, reconocía que "el pánico escénico" lo tenía "vivito y coleando".

El debut como actor del gran novelista fue en 2005 con "La verdad de las mentiras", y un año después representó en el Teatro Romano de Mérida "Odiseo y Penélope".

El estreno fue todo un éxito de público y entre los asistentes podía verse a la mujer del escritor, Patricia Llosa, y a Álvaro, el hijo de ambos; al filósofo Fernando Savater, a la directora del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel; a la directora de la Biblioteca Nacional, Milagros del Corral, a las actrices Marisa Paredes y Mercedes Sampietro, a los escritores Plinio Apuleyo Mendoza, Juancho Armas Marcelo y Juan Cruz, y al académico y periodista Luis María Anson, entre otros muchos.

Seducir al público con las historias de "Las mil noches y una noche" no es difícil porque, como dijo el escritor al presentar la obra, "no hay ninguna parábola en toda la literatura tan rica, tan iluminadora como la de Sherezada y el rey Sahrigar para explicar la función humanizadora y civilizadora que tiene la ficción".

"Algo tan sencillo como que una muchacha cuenta cuentos para mantener distraído y hechizado a su marido, y evitar con ello que, con las primeras luces del alba, le corte la cabeza. Con las historias que le va narrando durante mil noches y una noche, ese ser despótico que es el sultán se vuelve sensible, se arrepiente de sus crímenes y le perdona la vida a Sherezada", contaba el escritor.

"Es un teatro apoyado en la palabra, un teatro literario", le decía hoy a EFE Joan Ollé, quien se mostraba convencido de que este espectáculo "es el mejor que hay estos días en el mundo, porque tiene algo de inusual: que un gran señor de las letras como Vargas Llosa arriesgue todo su prestigio y se atreva a ponerse en peligro él mismo con una ilusión tremenda".

"Vargas Llosa se ha educado en la palabra, ya sea escribiendo o dando clases, impartiendo discursos o intentando ser presidente de Perú. Es un amo y señor de la palabra, y lo que ha hecho es incorporar una calidad más a su dominio de la palabra: el teatro, el texto recordado", añadía Ollé.

Con el Palacio Real colándose por las sugerentes aberturas de la escenografía de Arroyo, el escritor y la actriz, además de metamorfosearse en el Rey Sahrigar y en Sherezada, interpretaron también los múltiples personajes de las historias que ella le cuenta al rey para librarse del verdugo, en especial las del príncipe Camaralsaman y la princesa Budur.

Pero, de vez en cuando, la pareja de actores hacía también de ellos mismos, de Mario Vargas Llosa y de Aitana Sánchez Gijón, e interrumpían las hermosas historias que contaba Sherezada y ponían la nota de humor en medio de los relatos orientales, "menos árabes de lo que parecen; son una versión muy occidental del oriente", afirmaba el novelista.

"Fingir la vida, reinventarla, simularla, ¿no es eso el teatro?", le pregunta Vargas Llosa a la actriz en una de esas interrupciones.

Y ella le responde: "La vida es caos y el teatro es orden". Al final, Vargas Llosa se lamenta de que "el mundo de los sueños se acabe" y haya que volver a la realidad.

Joan Ollé afirmó que Aitana Sánchez Gijón estuvo "fantástica porque es una gran actriz, y por su manera de encajar en este puzzle. Lejos de ir a brillar ella, que no le hace falta, lo que hace es apoyar el espectáculo".

Enlaces recomendados: Premios Cine