Entrevista

Alejandro Faurlín: "Lo bueno de la Segunda B es que no hay egos que ensucien la esencia del fútbol"

El argentino disputó sus primeros minutos con la elástica bermellona el pasado domingo en Llagostera, consciente de lo difícil que resulta irrumpir en el once de un equipo "que va primero" - "Estoy feliz de estar aquí porque creo que podré aportar mi experiencia durante los play-off", asegura

15.02.2018 | 20:59
Faurlín ha iniciado su adaptación a la isla también en la vertiente gastronómica con una ´coca de trempó´.

Alejandro Faurlín

  • Futbolista del Real Mallorca.  Se convirtió en el cuarto refuerzo de los rojillos durante el pasado mercado invernal. Proveniente del Cruz Azul mexicano, aterrizó en la isla "falto de ritmo" tras casi media temporada en el dique seco. Hasta diez equipos profesionales han visto pasar por sus filas al pivote de Rosario, experiencia que le ha servido para valorar el "lado lindo" de todas las cosas. Incluso a la Segunda B le ve un lado positivo

P Hoy se cumplen veinte días desde su fichaje por el Real Mallorca. ¿Conocía la isla?
R Sí, vine a jugar la temporada pasada, vistiendo la camiseta del Getafe, y estuve alguna que otra vez de vacaciones. ¿Qué puedo decir? Es un lugar hermoso para vivir y además tiene un club top que te ofrece unas facilidades increíbles y un proyecto hermoso. Solo puedo estar contento.

P ¿Cómo y cuándo decide apostar por este club?
R Durante los últimos años tuve algún que otro contacto con gente de aquí, sobre todo con Maheta, pero no pudo cerrarse nada. Esta temporada me encontré en una situación algo extraña y decidí apostar por este proyecto. Se trata de una decisión meditada y estoy seguro de que he hecho lo correcto.

P Habla de "situación algo extraña" en su anterior club.
R En junio fiché por el Cruz Azul y llegué con la clara intención de jugar, firmé dos años estando Paco Jémez como técnico del equipo. Pensé que era lo mejor para mi familia y para mí, pero se fue Paco y llegó un técnico que desde un principio decidió no tenerme en cuenta. Las últimas tres semanas llegué a entrenar con el filial y eso provocó que me costara ponerme a tono cuando aterricé en la isla. De todo esto me quedo con la experiencia, he conocido muy buena gente y solo me queda mirar hacia delante, como siempre he hecho.

P Aterriza en Mallorca y se encuentra con un vestuario hecho, ¿le es difícil adaptarse?
R Me encontré un grupo muy sano. El hecho de estar en esta categoría conlleva que el día a día sea mucho más terrenal y humano que en otras competiciones, hay un lado lindo. Acá no hay grandes egos ni grandes salarios, se evitan todas esas cosas que ensucian la esencia del fútbol, eso me encanta. Es un grupo muy lindo con jugadores que apuestan por lo mismo que yo, es un placer y una gran satisfacción entrenar cada día con ellos.

P ¿Cree que cuenta con posibilidades de entrar en el once?
R Desde un principio he tenido claro que no llegaba a un equipo en crisis. El Mallorca va primero, lleva diez puntos al segundo, cuenta con jugadores con mucha experiencia y mi posición en el campo está cubierta por futbolistas muy importantes. Entiendo mi situación, mi única intención a día de hoy es sumar por donde me dejen. La edad me ha enseñado a ser paciente, a entender la foto grupal y dejar a un lado la individual, sé cuál es mi función ahora mismo desde dentro, desde fuera y desde el banquillo. Debemos tener claro que estamos todos para lo mismo.

P ¿Considera que ha dado un paso atrás en su carrera?
R No, para nada. Fue una decisión que tomé de corazón, analizando todo lo que tenía y lo que tengo ahora. Cuando cualquier persona toma este tipo de decisiones, importa poco lo que piensen los demás. Llego a un club que tiene un gran proyecto y que, a pesar del mal momento que vive actualmente, cuenta con el apoyo de la gente y la afición, algo difícil de encontrar en el fútbol de hoy en día. Normalmente los proyectos se diluyen con bastante más facilidad.

P ¿Cómo es esta categoría?
R La Segunda B es una Liga muy competitiva, hay muchísimos equipos y el modo del ascenso es demasiado complejo. Creo que hasta el momento el grupo ha hecho un trabajo excepcional y se nota que es un plantel unido y sano que te facilita la adaptación.

P ¿Qué es lo que más le ha sorprendido de Vicente Moreno?
R Me gusta la manera que tiene de manejar el grupo. En su día a día, a nivel de entrenamientos, es muy lindo y tiene muchas variantes en los ejercicios que hacen que las sesiones sean divertidas a la par que intensas. Él decidió aterrizar en la isla pese a contar con ofertas de Segunda, por decisión propia quiso venir aquí, lo que dice mucho de lo involucrado que está.

P ¿Miedo a los play-off?
R Es verdad que parece que todo el trabajo de una temporada se mide en 180 minutos, pero a lo largo de mi trayectoria deportiva he tenido la oportunidad de jugar bastantes play-off y la mayoría de veces he obtenido buenos resultados. Son encuentros que no tienen nada que ver con lo que hayas hecho a lo largo de la campaña. Estoy feliz de estar aquí porque creo que puedo aportar cierta experiencia en momentos como esos.

P ¿Se imagina el año que viene vistiendo la elástica bermellona por campos de Segunda B?
R No, obvio que no. Creo que ninguno de nosotros se lo imagina. Sabemos la importancia de lograr el ascenso para que el proyecto que se ha creado en este club pueda salir adelante. La gente ha sufrido mucho en los últimos años y lo único que esperamos es que, a partir de ahora, se trate de un camino cargado de ilusiones y alegrías.

P ¿Qué es lo que más le ha sorprendido del club?
R Es un equipo con mucha historia y que cuenta con un proyecto muy interesante. Choca mucho que un club como este, con tanta gente trabajando detrás, con las infraestructuras que manejan, esté en la situación en la que está. Lo malo que tiene el fútbol es que no es algo matemático, es mucho más complejo; veo un trabajo por detrás muy grande y ese es el primer paso que se debe dar para que las cosas salgan bien.

P El Municipal de Llagostera al fin le vio debutar, aunque fuera de manera testimonial.
R Estoy contento de haber podido jugar mis primeros minutos con el resto de compañeros. A partir de ahora mi intención es cada vez ir sumando más e ir de la mano junto al resto de futbolistas. Todos tenemos un único objetivo, el ascenso.

P ¿Con ganas de jugar ante su nueva afición?
R Sí, ojalá pueda contar con algunos minutos y tenga la oportunidad de ayudar al equipo desde dentro. Conocí Son Moix la temporada pasada, el Mallorca ya había descendido y recuerdo que fue un día muy duro. No era capaz de entender que un histórico club como este pudiera estar atravesando un momento tan malo. Desde luego para un futbolista no es agradable ese tipo de encuentros, uno se pone en la piel del compañero y lo siente mucho.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine