01 de agosto de 2016
01.08.2016
De Graafschap12Real Mallorca
 

El Mallorca va a más

Los rojillos despiden su concentración de pretemporada en Holanda con una victoria ante el De Graafschap en un partido que remontaron gracias a los dos goles de Juan Rodríguez en la segunda parte - Preocupan las lesiones de Alberto, Cedric y Serrano

01.08.2016 | 00:30

El Mallorca cierra la concentración de pretemporada en Holanda con una victoria ante el De Graafschap (2-1) en un partido que empezó perdiendo pero que, con un doblete de Juan Rodríguez, acabó remontando para coger hoy el vuelo de regreso a la isla con buen sabor de boca. Si no había que sacar conclusiones tras las derrotas ante el Roda (3-1), Willem II (2-1) o el empate frente al Sint-Truiden belga (0-0), todos ellos de Primera División, mucho menos habrá que hacerlo ante este conjunto de la Segunda, que empieza su Liga en seis días.

Sin embargo, sí que sirvió para ver algunas de las ideas de Vázquez, como la de apostar por jugar con un doble pivote formado por Juan Domínguez y Damià, y que los interiores fueran Juan Rodríguez y Culio, en lugar de hacerlo con extremos. El experimento salió bien porque dio mucha consistencia, aunque está por ver cómo irá con un adversario mejor. Lo malo del duelo fueron las lesiones de Cedric en la rodilla; Alberto, con un esguince de tobillo; y Serrano, pendiente de exploración.

El Mallorca falló numerosas ocasiones de gol en ambas partes. En la primera Óscar Díaz y Joan Sastre tuvieron sus opciones. Incluso Colunga fue objeto de un penalti que no se pitó pero, cosas del fútbol, el que se adelantó fue el De Graafschap. En una empanada general de la defensa, otra más, Koolhof batió a Cabrero.

Los baleares no estaban finos, aunque no sufrían. Pero en la segunda mitad dieron la vuelta al marcador con un once más competitivo. Y una buena noticia. Otro gol de estrategia. Culio, solo por eso ya vale la pena su fichaje, envió un sensacional balón desde el córner directo a la cabeza de Juan Rodríguez, que marcó a placer.

Los bermellones elevaron el ritmo de juego y los locales llegaban a cuentagotas, aunque la pareja Yuste y Raíllo, que apunta a titular, abortaba cualquier acción. Lago, que jugó como lateral derecho, sirvió un buen centro al que Óscar Díaz no llegó. Pero Juan Rodríguez, como si fuera el ariete que le hace falta al Mallorca, se revolvió en el área y marcó con la zurda a la media vuelta. Era el fin de un duelo que debe servir para avanzar. Está claro que el Mallorca va a más.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine