30 de julio de 2016
30.07.2016

Óscar Díaz y Colunga acaban a tortazos

El ex del Numancia le dio un fuerte golpe al asturiano, que se giró furioso y le devolvió el golpe con un puñetazo - Los delanteros tuvieron que ser separados y al final del entrenamiento firmaron la paz

30.07.2016 | 01:32
Momento en el que Óscar Díaz y Adrián Colunga se enzarzan.

Óscar Díaz y Colunga acabaron ayer a tortazos durante el entrenamiento vespertino en la ciudad deportiva del Fortuna Sittard. Durante el principio de la sesión, cuando estaban realizando un ejercicio de contacto sin balón, en el que el buen humor predominaba, el ex del Numancia le dio un fuerte golpe al asturiano, que se giró furioso y le devolvió el golpe con un puñetazo.

Ambos delanteros se enzarzaron en una pelea que rápidamente fue abortada por los compañeros, que tuvieron que intervenir con fuerza ante ese desagradable incidente.

Fue un momento de enorme tensión que interrumpió el buen ambiente que se respira en la concentración de pretemporada en Sittard (Holanda). Cabrero separó a Óscar Díaz y Culio a Colunga varios metros hasta que se tranquilizaron. El madrileño se tocó la nariz continuamente por si sangraba, pero no fue el caso. El técnico Fernando Vázquez ni siquiera intervino en ese momento porque estaba lejos de los protagonistas durante la refriega.

El preparador físico, Jaume Moll, ordenó seguir con el trabajo para no perder el ritmo con el que habían empezado. La cosa no fue a mayores y el entrenamiento transcurrió sin problemas. De hecho, cuando finalizó, dos horas después, los dos atacantes conversaron acerca de la riña y se dieron la mano firmando la paz.Era la mejor forma posible de reconocer los errores y tratar de recuperar la cordialidad entre ambos jugadores, que mantienen una buena relación. Eso sí, la desafortunada disputa elevó los nervios más de lo normal durante un ejercicio destinado a soltar los músculos.

La sesión había empezado con una charla de Vázquez en las que las risas eran las protagonistas. Después del incidente, el trabajo estuvo destinado a diversos ejercicios con balón, pero siempre con una importante carga física. De hecho, por la mañana la sesión duró más de dos horas y se celebró en el estadio del Fortuna Sittard. Vázquez está dispuesto a aprovechar hasta el último minuto las sensacionales condiciones de trabajo que se encuentra en Holanda y las temperaturas que no superan los veinte grados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine