20 de junio de 2016
20.06.2016

El Mallorca B se rediseña

Un buen número de jugadores que han logrado el ascenso a Segunda B esperan noticias sobre su futuro mientras el club ha fichado a Letievant, Reyna, Pol y Mas

21.06.2016 | 00:57
Olaizola con Molango, minutos después de conseguir el ascenso a Segunda B.

Cuatro altas hasta el momento –Letievant, Reyna, Pol y Mas– y sin noticias sobre el destino del resto. Los componentes del filial que lograron el ascenso a Segunda División B esperan noticias desde la dirección deportiva en cuanto a su futuro inmediato. Unos para hacer las maletas para ir cedidos, otros para marcharse definitivamente por donde vinieron y los más -el núcleo duro- para afrontar el siguiente ejercicio en la tercera categoría del fútbol español, en la que se intentará no repetir los errores de hace dos temporadas y que acabó con el descenso a Tercera.

Jugadores como Joan Sastre, Baba Mohamed, Stephen Kwabena, James Davis –si finalmente renueva su compromiso contractual– y Steve Aldo One suenan con insistencia para militar en el filial, e incluso en algunos casos, hacer la pretemporada con el primer equipo.

Otros como el portero Tomeu Pocoví, el defensa Pep Vidal y los atacantes Ángel Sánchez y Ángel Rodado –del División de Honor Juvenil– tendrán protagonismo en el segundo equipo, ya que son jugadores de los que se espera mucho por su gran progresión, y que además ya han jugado con el filial rojillo.

Otros futbolistas de la generación de 'oro' del equipo que dirige Santi Miralles como son los defensas Cristopher Clement y Miquel Àngel Nadal –hijo del ya ex director deportivo del club– podrían unirse a otros nombres propios del juvenil como es el caso de los atacantes Alberto Toril, Eder González y Javi Sánchez.

Ya ha hecho saber por activa y por pasiva el club su interés en la continuidad del goleador Mateu Ferrer. En concreto, Javier Olaizola, renovado la pasada semana por dos temporadas más como máximo responsable técnico del conjunto filial, no oculta las ganas de que se quede una temporada más su pichichi y referente en ataque. Además, desde la dirección deportiva del club se ha dado el visto bueno a la continuidad de Ferrer pese a su edad, 25 años. El problema es que el futbolista inquer maneja otras ofertas importantes de Segunda B de equipos de la península y, sabedor de que sus opciones de dar el salto al primer equipo son a día de hoy mínimas, toca meditar ahora si continuar en el filial o dar un paso hacia delante, pero lejos de Mallorca.

Otros casos como Álvaro Clausí, Carlos Calderón, Cristian Carracedo, o Álvaro de Dios, están a la expectativa de si entrarán o no en el proyecto deportivo del filial rojillo. Caso muy diferente es el de los brasileños Hugo Gomes (cedido por el Sao Paulo) y Vinicius Lima (cedido del Gremio), que ya está confirmado que no continuarán en la disciplina mallorquinista pese a que, el primero, había ofrecido un buen rendimiento en el filial.

De los futbolistas cedidos a otros equipos, el delantero Sergio Sarmiento –la pasada campaña en el Poblense– todavía tiene un año de contrato y será la dirección deportiva la que decida sobre su futuro, al igual que pasa con los casos del defensa uruguayo Junior Román y el delantero Xesc Regis, ambos la pasada temporada en el Llosetense de Nico López de la Segunda División B. Igual ocurre con Sergio Cortés, que también regresa de un Segunda B, en su caso del Burgos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine