30 de mayo de 2016
30.05.2016

Olaizola: "Me siento liberado con el ascenso, vuelvo a dejar al equipo donde lo cogí"

El goleador Calderón dice que "la afición se lo merece" por su apoyo y el portero Benji que "es el trabajo de todos"

30.05.2016 | 02:06

­Javier Olaizola era ayer posiblemente el hombre más feliz del planeta. Manteado por sus futbolistas, abrazándose con los aficionados que con emoción y cariño coreaban su nombre al final del partido, reconoció sentirse "liberado con este ascenso".

"Soy muy responsable con el Mallorca. La temporada pasada me fui abatido, por haberle fallado a la gente por no mantener el equipo en Segunda B. Y ahora, vuelvo a dejar el equipo donde lo cogí, a devolver al Mallorca lo que se merece y poner un equipo en Segunda B, que es muy importante", afirmó. El técnico del filial recordó que "el Zaragoza B es muy buen equipo, y ya sabíamos que no iba a ser nada fácil. Los chicos han jugado un partido perfecto, han estado espectaculares, han sabido sufrir cuando teníamos que sufrir y meter los goles cuando había que hacerlo. Al final, creo que ha sido justo que el Mallorca B haya ascendido". "Este año ha sido muy duro, los chicos se han dejado la piel en cada entreno, en cada partido, y por ello se merecen el ascenso", añadió.

Sobre su continuidad al frente del filial rojillo, Olaizola se agarró al tópico: "No lo sé, mi contrato acaba el 30 de Junio, y lo que hemos de hacer es que el primer equipo se quede en Segunda División y luego se verá".

El lateral Joan Sastre, feliz como el resto de sus compañeros, reconoció que fue "un partido difícil, ya que ellos la tocaban bien". "Nos hemos defendido muy bien, marcamos a balón parado€ y ya estamos en Segunda B", añadió.

Carlos Calderón, autor del 2-0, indicó: "Lo que estamos viviendo es una emoción enorme, es el premio a un año de trabajo. La afición se lo merece. Esto es inigualable". Sobre su gol, dijo que fue "un poco fruto del azar. Le di con la zurda, que es la de palo, pero ha habido suerte".
Y Benji Machini, el joven guardameta natural de Alaska y que tuvo un papel decisivo, lejos de colgarse medallas atribuyó el mérito a todo el equipo: "Tuve dos paradas en la primera parte, pero también cometí un fallo. Es el trabajo de todos. Yo hago el mío, pero así como trabajan mis compañeros, el mérito es suyo, corriendo los noventa minutos. Con este equipo no hay límites, todo es posible".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine