29 de mayo de 2016
29.05.2016

A 90 minutos del ascenso

El Mallorca B necesita ganar hoy al filial del Zaragoza para regresar a Segunda B tras el empate sin goles del partido de ida - Javier Olaizola tiene las bajas de los delanteros Mateu Ferrer y Limamou

29.05.2016 | 01:05
Javier Olaizola, en el entrenamiento del pasado jueves.

Justo un año y doce días después de consumarse frente al Hércules la pérdida de categoría, al Mallorca B se le presenta una inmejorable oportunidad de deshacer el yerro cometido la pasada campaña recuperando su plaza en Segunda B. Para ello, deberá ganar –da igual el tanteo– hoy (12:00 horas, Son Bibiloni, retransmitido por IB3 Televisió) a su rival, un Zaragoza B que si por algo ha destacado esta temporada es por su solidez defensiva.

Será un aspecto a tener en cuenta por parte de un once rojillo que ya sacó en el partido disputado el pasado sábado sus particulares conclusiones en cuanto a las debilidades mostradas por el equipo de César Lainez, sobre todo en el costado diestro de la defensa maña. Con todo, su ataque es peligroso, con Sergio Buenacasa, Kilian Grant y Xiscu Martínez como principales armas.

Sin el 'refuerzo' que hubiese supuesto el retorno del pichichi del equipo, Mateu Ferrer –todavía le molesta el pie a la hora de calzarse la bota de juego– y con Lima Sow también fuera de combate, pero con el apoyo de una afición rojilla que llenará las instalaciones de la Ciudad Deportiva, el filial del Real Mallorca tratará de cumplir con su parte del papel. Es decir, conseguir su derecho a jugar en Segunda B.

El Mallorca sube si gana. Si hay empate sin goles, habrá prórroga. El empate con goles o la victoria visitante da el ascenso al Zaragoza y los rojillos entrarían a jugar la siguiente ronda de ascenso.

Un ilusionado y a la vez responsabilizado Javier Olaizola –que ha convocado a toda la plantilla– sabe que el duelo no será fácil, pese a la buena imagen mostrada siete días antes en la capital del Ebro. "Nosotros supimos aguantar el tipo en Zaragoza de forma sobresaliente, se hizo un muy buen partido ante un rival que no había perdido en casa en toda la liga", explicó, y reconoció que "hay que ganar" y que "un gol en contra te puede condicionar". "Pero, jugamos en casa y no tenemos porqué pensar en este tipo de situaciones", aseveró.

A sabiendas de la solidez de su rival, Olaizola recuerda que su equipo "es como el primero, mucho más fiable en casa que fuera". Hemos dado un gran rendimiento en Son Bibiloni, sobre todo en la segunda vuelta, y con esa esperanza e ilusión afrontamos este partido", destacó.

Un encuentro en el que su referencia goleadora, Mateu Ferrer, estará en la grada: "Mateu ya nos ha demostrado de lo que es capaz, pero acordarse de los que ya no están sería una tarea poco positiva para lo que nos toca afrontar. Rodado lo hizo muy bien pese a no marcar y si el equipo genera ocasiones acabarán finalizando en gol. Y en este sentido estoy tranquilo y esperanzado de que consigamos el ascenso".

Por su parte, el técnico del Zaragoza B, César Lainez, se mostró optimista: "Con el resultado del otro día (0-0), el factor campo lo hemos salvado entre comillas ya que dejamos nuestra portería a cero, y cualquier empate a goles nos da el ascenso. La mentalidad es ir a ganar el partido, como se ha hecho a lo largo de la temporada".

"Máxima igualdad"

El aragonés no esconde que habrá máxima igualdad, ya que considera que el Mallorca B "tiene las mismas virtudes y defectos " que su equipo. "Esperemos que el que menos se equivoque se lleve el partido", agregó.

"Sabemos que hay que marcar. Mis jugadores están capacitados para ello. Esta temporada, salvo en dos partidos, siempre se ha marcado al menos un gol. Y esa debe ser nuestra baza de cara al partido si queremos volver a la Segunda División B", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine