La previa

La enésima final

El Mallorca está obligado a ganar hoy a la revelación Nàstic de Tarragona para alejar los fantasmas del descenso y dar aire a Vázquez - El técnico medita apostar por la pareja Damià y Yuste en el pivote - Costas es duda por un esguince de tobillo

20.02.2016 | 12:37
Fernando Vázquez da instrucciones a sus pupilos durante la sesión de ayer.

El técnico del rival

  • Vicente Moreno, entrenador del Nàstic: "El Mallorca es un buen equipo que puede acelerar y que saldrá de la zona baja"

    El técnico del Nàstic, Vicente Moreno, espera un duelo muy distinto al de la primera vuelta. "No tendrá nada que ver con el partido en el Nou Estadi. Han cambiado muchas cosas: jugadores, el entrenador y la forma de jugar. Lo único que espero que sea igual es el resultado –1-0, ganó el Nàstic–. La clasificación es junto con lo que cobramos jugadores y entrenadores una de las dos únicas diferencias entre los equipos de Segunda. Hay mucha igualdad", subrayó.

Todo lo que no sea ganar hoy al Nàstic de Tarragona en el Iberostar Estadio agudizará una crisis que alcanzará enormes dimensiones. El Mallorca necesita el triunfo para alejar los fantasmas que han aparecido en las dos anteriores jornadas, cuando cayó ante el colista Bilbao Athletic en la isla (2-3) y dio una penosa imagen en Soria ante el Numancia (2-0). El efecto Fernando Vázquez, que sirvió para sumar dos victorias consecutivas ante el Alcorcón (1-0) y Ponferradina (2-0) se diluirá como un azucarillo si hoy vuelve a sufrir un tropiezo ante los suyos. De hecho, incluso podría regresar a los puestos de descenso en el caso de decepción si el Albacete suma ante el Mirandés.

No obstante, lo que es seguro es que con un triunfo se aliviarían unas urgencias que han dejado preocupado al mallorquinismo, por mucho que en este mercado de invierno llegaran refuerzos millonarios y un técnico del prestigio del gallego. El Nàstic, que ocupa la cuarta posición y que está en alza, no es precisamente el mejor rival en estos momentos, pero las excusas deben quedar en el vestuario. Es una final, se mire por donde se mire, aunque no la última, ni de lejos.

Vázquez recupera a Yuste y Sissoko tras cumplir sanción, aunque quizá el francés se vaya al banquillo para que el murciano y Damià Sabater formen el doble pivote. Después en ataque hay muchas variantes, alimentadas también por la baja de Pereira, que estará un mes de baja por una fractura de mandíbula. Salomao se antoja su sustituto, pero después hay cinco futbolistas para tres puestos. Lago Junior y Óscar Díaz parecen fijos, por lo que Brandon, Ortuño y Pol Roigé se diputan el otro puesto. Eso dependerá del dibujo por el que apueste el de Castrofeito, que puede ubicar al ex del Mirandés como extremo o delantero.

Otra de las incógnitas reside en la defensa después de que ayer el central David Costas sufriera un esguince. El cedido por el Celta, indiscutible para Vázquez, está entre algodones, pero si causara baja su sustituto con seguridad sería Kasim. Company, Aveldaño y Oriol completarán la defensa que defenderá Cabrero. El preparador dejó fuera de la lista a Truyols y Coro, entre otros, por decisión técnica, más Arana, que todavía no está al cien por cien. Colunga, ausente en las últimas convocatorias, vuelve a la lista y esperará su oportunidad en el banquillo.

Por su parte, el Nàstic de Tarragona buscará conseguir la sexta jornada consecutiva sin conocer la derrota, hecho que le permitiría consolidarse una semana más en la zona de promoción de ascenso a Primera. En el cuadro catalán jugarán de inicio el mallorquín Xisco Campos, así como los ex bermellones Marí y Tejera.

Variantes

En lo que respecta al equipo, ni Gerard Valentín ni Álex López, que siguen con su puesta a punto por sus respectivas lesiones, son las únicas bajas seguras del equipo de Vicente Moreno. El Nàstic no conoce la derrota fuera de su feudo desde el pasado 13 de diciembre cuando el Leganés se impuso por la mínima (1-0), así que el conjunto grana lleva más de dos meses sin perder fuera del Nou Estadi. Las salidas de jugadores en el mercado de invierno no han modificado en exceso los planteamientos del técnico, que ha encontrado en Aburjania el centrocampista revelación capaz de hacer olvidar a David Rocha. Naranjo, en un estado de forma envidiable, volverá a salir de partida con la intención de ampliar a cuatro las jornadas consecutivas en las que ha encontrado el camino del gol. Todo un aviso para el Mallorca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine