26 de noviembre de 2016
26.11.2016
Santa Margalida

Monjo intenta atar el apoyo de CPU a su investidura para lograr estabilidad

El portavoz de Convergència-El Pi asegura que la formación 'picafortera' le ha comunicado que se abstendrá en el pleno del miércoles

26.11.2016 | 00:53
Martí Torres, con la vara, el día de su elección como alcalde. A la derecha, Joan Monjo.

Los últimos movimientos políticos del omnipresente Joan Monjo (Convergència-El Pi) en Santa Margalida han levantado suspicacias sobre las malas relaciones entre los dos socios del equipo de gobierno 'margalidà'. Según reconoció ayer el propio Monjo, el líder regionalista ha intentado convencer a los tres ediles de Can Picafort Unit (CPU), actualmente en la oposición, para que voten a favor de su investidura como alcalde en el pleno extraordinario que probablemente se celebrará el miércoles, dos días después de la renuncia del actual alcalde, Martí Torres (PP). Monjo aseguró que CPU le comunicó ayer mismo que se abstendrá en la investidura, a pesar de que el pasado jueves los 'picaforters' celebraron una asamblea y decidieron por mayoría votar 'sí' a la elección de Monjo como alcalde.

Algunas fuentes van incluso más allá y apuntan a que Monjo ha bría ofrecido, al margen de sus socios del PP, la delegación de Can Picafort al partido 'picaforter', con el que en los últimos tiempos ha mantenido muy malas relaciones porque ambos se disputan el mismo caladero de votos. El propio Monjo negó ayer tajantemente que haya ofrecido el cargo de delegado de Can Picafort a CPU ("ellos lo han pedido pero yo no lo he ofrecido") y aseguró que él seguirá al frente de esta delegación, una decisión que no es del agrado de algunos miembros del PP.

La voluntad de Monjo de asegurarse el voto de CPU se debería, según algunas fuentes del ámbito político, a las malas relaciones que el regionalista mantiene con varios miembros del PP y al temor de Monjo a que al menos un edil popular se ausente en el pleno de investidura, si bien esta posibilidad se presenta como muy remota. El líder de El Pi local necesita los nueve votos del equipo de gobierno (los cinco suyos más los cuatro del PP) para ser elegido alcalde y asegura que los tiene garantizados. Si alguno de los votos falla, el alcalde sería el líder de la oposición, Antoni Reus, por ser el candidato más votado.

Con el apoyo de CPU, Monjo quiere garantizarse apoyos suficientes hasta el final de la legislatura y arrinconar algo más a Suma pel Canvi, a quien acusa de provocar las especulaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Part Forana

Exhibición de perros pastor Border Collie

Los perros de la raza Border Collie serán este domingo los protagonistas de una exhibición de...

Una moción que se decide en los penaltis

Una moción que se decide en los penaltis

El pleno de Calvià, siempre dispuesto a la innovación, incorporó ayer una metáfora deportiva a su...

Una institución anclada en el pasado

Una institución anclada en el pasado

Los directivos del Foment de Turisme se desperezaron ayer y se trasladaron -o les mandaron- a es...

Andratx incorpora 193 nuevos contenedores

Se instalarán en diferentes zonas de los núcleos poblacionales para reforzar el reciclaje

El pleno se opone al cierre de la única oficina postal de es Capdellà

El pleno se opone al cierre de la única oficina postal de es Capdellà

La corporación rechaza una moción que abogaba por adquirir Rafaubeig para conseguir una gran finca...

Restaurantes en Part forana

Los mejores restaurantes en Mallorcaa

Descubre los mejores restaurantes en Mallorca: Calvià, Sóller, Alcúdia, Manacor... y disfruta de tu tiempo libre con la mejor gastronomía.


¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine