02 de julio de 2016
02.07.2016
Calvià

El intercambiador de Palmanova acogerá la oficina de tributos y otras dependencias

La antigua estación central de autobuses había sido utilizada en los últimos años por la Guardia Civil - La instalación costó 2,2 millones de euros

02.07.2016 | 01:50
Operarios municipales trabajan en el interior de la estación intercambiadora dentro de los preparativos para albergar futuros servicios.

La estación intercambiadora de Palmanova (Calvià) entrará en breve en una nueva fase de su cambiante historia. Después de concebirse como un punto de enlace de las diferentes conexiones de autobús y después de albergar oficinas de la Guardia Civil, el Ayuntamiento planea ahora darle un nuevo uso como sede del organismo autónomo que se encargará de la gestión tributaria a partir del uno de enero de 2017.

Esta ubicación tomará el relevo de la oficina de recaudación municipal que, desde hace años, estaba en la calle Can Vich de Calvià vila, al lado de la sede consistorial. El cambio se produce en pleno proceso de internalización del servicio tributario tras el fin de la concesión vigente desde hace tres décadas.

En la actualidad, operarios del departamento de Mantenimiento del Consistorio calvianer están realizando obras en el interior de estas dependencias a fin de adecuarlas a sus futuros usos. Según informaron ayer fuentes municipales, se han quitado los paneles que compartimentaban a fin de dejar un espacio diáfano.

Además de las oficinas de recaudación, la estación intercambiadora albergará un Servicio de Atención Ciudadana (SAC), con el objetivo de descentralizar algunos trámites que hasta ahora sólo se podían efectuar en la sede consistorial de Calvià vila. En este sentido, está previsto que haya un servicio de registro.

Guardia Civil

El edificio está actualmente sin uso. Sus últimos moradores fueron los agentes de la Guardia Civil. Ocuparon estas instalaciones en virtud de un convenio firmado en noviembre de 2009, tras el atentado de ETA en Palmanova que mató a dos guardias civiles.

En aquel entonces, las autoridades municipales destacaron la importancia de mejorar la seguridad de la Benemérita con esta nueva ubicación, mientras se acababa la construcción de la casa–cuartel del polígono Son Bugadelles.

La instalación, que en su día costó 2,2 millones de euros, no es de propiedad municipal, sino que el Ayuntamiento dispone de una cesión indefinida por parte del Govern, que es el propietario.

En su origen –en época del primer pacto de progreso– la infraestructura se concibió para servir de punto neurálgico de enlace de las diferentes líneas de autobús de transporte regular.

Con la llegada de gobiernos del PP, esta función quedó en desuso.

En otras épocas, albergó diferentes servicios municipales, como los estudios de la emisora Radio Calvià.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Restaurantes en Part forana

Los mejores restaurantes en Mallorcaa

Descubre los mejores restaurantes en Mallorca: Calvià, Sóller, Alcúdia, Manacor... y disfruta de tu tiempo libre con la mejor gastronomía.


¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine