La promotora que no acabó 189 chalets en Cala Romántica "operaba a salto de mata"

"El control interno no existía o era flojo y el grupo actuaba como caja única", ha explicado el autor del informe concursal durante el juicio

16.11.2015 | 17:21
La promotora que no acabó 189 chalets en Cala Romántica "operaba a salto de mata"

La promotora que no acabó una urbanización de 189 chalets en Cala Romántica, en Manacor, "operaba a salto de mata", con una contabilidad que no reflejaba su situación real de tesorería, ha explicado el autor del informe concursal de dicha empresa, en su declaración como testigo en el juicio al constructor.

"El control interno no existía o era flojo y el grupo actuaba como caja única", ha explicado en su declaración durante el juicio que se celebra en la Audiencia de Palma contra el constructor de esta promoción inacabada, para quien la Fiscalía pide una condena de 5 años de cárcel por un delito de insolvencia punible.

Por su parte, el acusado ha dicho que la obra se fue ejecutando con normalidad desde septiembre de 2006 hasta octubre o noviembre de 2007 y alcanzó un 95 % del total, "hasta que quedó la obra paralizada porque el banco dejó de posibilitar fondos".

Uno de los administradores concursales ha detallado que averiguó que la promotora de las viviendas unifamiliares formaba parte de un entramado de sociedades a las que el acusado realizó trasvases por alrededor de 10 millones euros sin justificar, o justificados a posteriori con facturas "para vestir cada transacción", un dinero que fue imposible recuperar porque dichas empresas eran insolventes.

Según el autor del informe, el acusado "era el administrador de facto de todo y el 'decision maker'. Ha añadido que, dado que la promoción estaba casi acabada cuando el banco dejó de aportar financiación, "hubiera sido posible alcanzar un acuerdo" para terminarla si "todas las partes hacían alguna concesión", pero "la entidad bancaria no fue clara y decidió ejecutar la hipoteca".

Por "falta de confianza" en que el promotor fuera capaz de pagar el préstamo, la entidad financiera "se resistió" a entregar el resto del importe del mismo y posteriormente "prescindió de cualquier tipo de colaboración" en el proceso concursal, ha detallado el técnico.

El acusado, que ha declarado por videoconferencia desde Jaén, considera "totalmente falseada" la interpretación de la administración concursal de que realizó trasvases de dinero a otras sociedades. "Los fondos se los había escamoteado la CAM", ha dicho el acusado sobre el banco, que aportó 14 millones, pero dejó sin aportar otros 10.

El promotor ha justificado el vaciado de fondos de la sociedad principal como pagos porque "la obra la estaban haciendo todo el grupo de empresas" y ha dicho que los trasvases eran por materiales y trabajos.

Ha defendido que la promoción se ejecutó hasta "entre el 95 y el 96 %, con casas con puertas, ventanas, sanitarios y hasta muebles de cocina", y ha recalcado que el banco "se ha quedado las viviendas por 16 millones de euros cuando el valor del mercado era bastante más del doble" y lo construido se había valorado en 23,3 millones en una tasación de junio de 2008.

El acusado ha relatado que la entidad financiera iba aportando fondos del préstamo a medida que avanzaba la construcción y en función de las certificaciones de obra terminada, aunque siempre enviaba a su propio tasador, quien rebajaba el porcentaje que consideraba terminado.

"Yo no me alarmaba por eso porque estoy desde los 12 años trabajando en promoción inmobiliaria y es normal que los bancos quieran más garantías. Lo suplíamos vendiendo más casas y aportando más dinero a la obra. Todo lo que entraba está en la obra. Y otra fórmula de financiación de las promociones son los proveedores, con letras que se alargaban cuando no se podía pagar. Así funcionábamos", ha relatado.

Según el constructor, en agosto de 2007, llegó "la hecatombe de las subprime y el cierre de los bancos a nuevos créditos, tratando con exageración y criterios de muchísimo rigor a los que teníamos créditos por pagar y paquetes de letras por descontar. No fui el único promotor al que le pasó lo mismo".

"A partir de las subprime y de la crisis, esas reglas ya no existían y te decían 'saca el dinero de debajo de las piedras'", ha añadido.

Después de que el banco dejara de aportar fondos, aumentaron los intereses y las letras devueltas de compradores de las viviendas, y la promotora "se quedó sin liquidez instantánea". "En esos días maléficos, tampoco renovaban las letras de los clientes y todo se venía abajo", ha detallado. El juicio continuará mañana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Restaurantes en Part forana

Los mejores restaurantes en Mallorcaa

Descubre los mejores restaurantes en Mallorca: Calvià, Sóller, Alcúdia, Manacor... y disfruta de tu tiempo libre con la mejor gastronomía.


¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine