Un homenaje franquista al teniente de caballería Lizasoaín

El de Sóller fue uno de los pocos focos de resistencia republicana tras el golpe de estado militar de 1936

07.11.2015 | 02:34

La cruz que ayer fue definitivamente retirada fue levantada por el ayuntamiento de Sóller para ensalzar la figura del teniente de caballería Francisco Javier Lizasoaín y Muguiro. Según rezaba la inscripción, fue financiada a partir de los donativos recibidos a través de una suscripción popular.
Con esta cruz, el franquismo homenajeó al teniente que falleció en ese mismo lugar el 20 de julio de 1936, dos días después de que el entonces capitán general de Canarias, Francisco Franco, promulgara desde Marruecos el alzamiento nacional, que desembocó en una cruenta guerra civil . Lizasoaín se unió a la sublevación y cumpliendo órdenes de la superioridad se dirigió a la estación radiotelegráfica de Muleta para tomar posesión de la instalación militar. El enlace telegráfico estaba custodiado por los soldados adscritos al ejercito republicano cabo José Muñoz, el sargento Manuel Braulio y el carabinero José Gil. En el punto donde hasta ayer se levantaba la cruz se produjo un enfrentamiento entre soldados de los dos bandos y Lizasoaín pereció en él.
Pasados unos días los tres soldados que defendieron la estación de Muleta fueron capturados. José Muñoz y Manuel Braulio fueron encarcelados en el fortín de Illetes y posteriormente fusilados el 15 de octubre de 1938. El carabinero José Gil también fue capturado y ajusticiado poco después. Según explicaron los descendientes de José Muñoz, de José Gil afirmaron que antes de fusilarlo "le hicieron dormir varias noches en su baúl de muerte".
Lizasoaín pertenecía a los llamados Jinetes de Alcalá, un grupo de oficiales de Caballería del cuartel de la ciudad madrileña de Alcalá de Henares, detenidos y procesados por su pertenencia a un complot contra el Gobierno de la República. Inicialmente fueron encarcelados en la prisión militar de Guadalajara. Después de ser procesados y condenados llegaron a Mallorca el 27 de junio de 1935 para cumplir la pena que se les habían impuesto. Según Memòria Històrica de Mallorca, fueron trasladados a la isla 29 oficiales que ingresaron en la prisión militar del castillo de Sant Carles.
Cuando estalló la rebelión, fueron liberados y participaron en la ocupación del Gobierno Civil, en la toma de la Casa del Pueblo y de la base de hidroaviones de Pollença.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Restaurantes en Part forana

Los mejores restaurantes en Mallorcaa

Descubre los mejores restaurantes en Mallorca: Calvià, Sóller, Alcúdia, Manacor... y disfruta de tu tiempo libre con la mejor gastronomía.


¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine