Alaró

Sobrevivir a un rayo

Juan José Espinosa se recupera de las heridas sufridas tras la descarga de un relámpago, que entró por un poste situado junto a su casa de Son Fiol y salió por el cuadro eléctrico de la vivienda

25.10.2015 | 02:45
Sobrevivir a un rayo

Las consecuencias

  • La descarga provocó numerosos daños materiales en la casa

    El impacto del rayo tuvo devastadoras consecuencias. Los afectados afirman que tras la visita del perito del seguro y otros técnicos, tienen que reemplazar toda la instalación eléctrica. Además, la mayoría de los electrodomésticos han quedado inservibles. Los cuadros eléctricos están carbonizados, los apliques de la luz también tienen que cambiarse y habrá que pintar la mayor parte de las paredes de la casa pues casi todas quedaron afectadas por el fuego o estropeadas a causa de la fuerte descarga eléctrica. La potencia del rayo era tal que también afectó a numerosas zonas del jardín y exteriores de la casa, llegando incluso a reventar una columna de hormigón o partir por la mitad una palmera. Algunos vecinos también se vieron afectados, sufriendo algunos desperfectos materiales que, en todos los casos, afectaron a los diferentes aparatos eléctricos conectados a la red como las lavadoras o los lavavajillas. Por suerte, dicen, el seguro les cubre todos los gastos y que desde los primeros días tras el suceso se iniciaron los trabajos de reconstrucción de la casa. Confían que acabarán la próxima semana. En estos momentos, destacan la importancia de contar con un seguro del hogar y que, aunque a veces parezca un gasto innecesario, se agradece en aquellas situaciones en las que en cuestión de segundos puedes perder todo aquello por lo que has luchado toda una vida. De momento y hasta que no finalicen los trabajos de reconstrucción de la vivienda, el matrimonio se ha trasladado a vivir con su hija a otra casa que tienen en el centro de Alaró. Sin embargo, afirman, ya añoran estar en el campo de nuevo.

Las posibilidades de ser alcanzado por un rayo y sobrevivir parece una mera leyenda popular. Sin embargo, para un matrimonio de Alaró es una realidad que tardarán en olvidar. El pasado 30 de septiembre, una tormenta eléctrica cayó sobre diversos municipios, causando algunos accidentes y desperfectos. Las peores consecuencias, no obstante, tuvieron lugar entre los vecinos de Son Fiol, en Alaró. En particular, uno de los rayos hirió a Juan José Espinosa, de 75 años, que sobrevivió porque no recibió la descarga eléctrica directamente.

El suceso se produjo poco antes de las diez de la mañana de un miércoles que ya se anunciaba que sería lluvioso. Según ha explicado el propio afectado, en ese momento el rayo impactó contra el poste de corriente situado a varios metros de su casa y de ahí la descarga se dirigió al cuadro eléctrico de la vivienda, estallando en una enorme bola de fuego que impactó contra él, que estaba a escasos centímetros.

Su mujer Catalina acababa de irse a la cocina y oyó a su marido gritar tras el estruendo. Rápidamente acudió y le encontró con los brazos cubriéndose el rostro y quejándose de que no podía ver. Asustada, Catalina fue a por el coche para llevarse a su marido al hospital, mientras que él, instintivamente y sin poder ver, intentó ir a por un extintor y a apartar el gasoil de la caldera de la calefacción.

Lesiones y quemaduras

Aunque el rayo no entró directamente por ninguna parte del cuerpo de la víctima, Juan José presentaba varias lesiones cutáneas y quemaduras en su cuerpo, por lo que permaneció 24 horas en estado semicrítico en el Hospital de Son Llátzer.

Al día siguiente de los hechos, fue trasladado al hospital de Son Espases para que fuera examinado por un cirujano plástico, pues había sufrido quemaduras superficiales en su rostro y de tercer grado en su mano y brazo derecho.

Aún hoy, tres semanas después de lo sucedido, continúa con las curas, aunque ahora ya se las practica él mismo. En su rostro y brazo siguen visibles las secuelas de aquel impacto. Asimismo, sigue con las revisiones a distintos especialistas, ya que aún tiene afectada la vista.

La hija del matrimonio, Cati Espinosa, asegura que "menos mal" que antes de acudir al domicilio de sus padres ya sabía como se encontraban éstos, pues de lo contrario, al ver el estado en el que quedó la casa, "hubiera pensado lo peor".

Debido al susto de la familia y por lo impactante que eran las imágenes, otras dos hijas del matrimonio que viven en Alemania se desplazaron hasta la isla para asegurarse de que su padre estaba bien.

La familia quiere agradecer especialmente el cariño y el apoyo que han recibido por parte de todos los vecinos y demás personas que se han interesado por la recuperación de Espinosa, así como la hospitalidad y asistencia recibida por parte de todo el personal del hospital de Son Llàtzer.

Los afectados por el impacto del rayo añaden que han tenido "muchísima suerte". Tras ver las fotografías de cómo quedó la casa y aún con el susto en el cuerpo, piensan en que podría haber sido mucho peor y en lo rápido en que se puede perder todo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Restaurantes en Part forana

Los mejores restaurantes en Mallorcaa

Descubre los mejores restaurantes en Mallorca: Calvià, Sóller, Alcúdia, Manacor... y disfruta de tu tiempo libre con la mejor gastronomía.


¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine