03 de abril de 2018
03.04.2018
Transporte

El Nitbus aumenta en un 145% los usuarios en sus dos primeros meses

Las cuatro líneas de autobús nocturno, puestas en funcionamiento a partir de mediados del pasado diciembre, han transportado a 9.795 pasajeros en los dos primeros meses del año

03.04.2018 | 02:45
Las nuevas líneas se pusieron en funcionamiento a mediados del pasado mes de diciembre.
La ampliación de las líneas de Nitbus por parte de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) ha supuesto un incremento de pasajeros del 145% en sus dos primeros meses de funcionamiento.

Entre los meses de enero y febrero las cuatro líneas de bus nocturno que operan desde mediados del pasado mes de diciembre los fines de semana y vísperas de festivos han transportado a 9.795 usuarios frente a los 3.973 que utilizaron el único trayecto de estas características existente en el mismo período de 2017.

Para el presidente de la compañía pública dependiente del Ayuntamiento de Palma y concejal de Movilidad, Joan Ferrer, se trata de unos resultados "positivos", aunque "tímidos". Por ello, la empresa ha iniciado una campaña informativa en las barriadas por las que transcurren las cuatro líneas del Nitbus, con el fin de "desterrar la idea entre la población que, con el bus nocturno, solo se puede ir al Paseo Marítimo".

De hecho, con la implantación de las tres nuevas líneas que complementan la única existente hata el pasado diciembre, se pretende crear una red que conecte el centro con las zonas de ocio y entre sí las barridas más pobladas de la ciudad para que los ciudadanos no utilicen su vehículo particular para salir de noche los fines de semana y vísperas de festivo.

La línea denominada N1, que realiza el mismo trayecto que la única existente antes de la remodelación del servicio, y que enlaza la Porta del Camp con el Paseo Marítimo, ha sido la más utilizada y ha transportado en enero y febrero del presente año 7.274 pasajeros frente a los 3.973 del año pasado. De esta forma, esta línea ha sido utilizada por una media de 909 usuarios en los ocho fines de semana de los dos primeros meses del año, frente a los 496 del mismo período de 2017.

De las tres líneas nuevas, la más utilizada ha sido la denominada N4, que arranca en las inmediaciones del velódromo de Son Bonet, en Marratxí, recorre Aragó, pasando por Verge de Lluc, Son Rul·lan, Son Canals y els Hostalets, acabando en Santa Catalina y la plaza del Progrés. Este nuevo trayecto ha sido utilizado por 1.157 usuarios, lo que supone una media de 144 personas por fin de semana.

Le sigue la N3 que ha transportado 931 usuarios, con una media de 116 pasajeros cada fin de semana. En este caso, une el polideportivo Germans Escalas con sa Indioteria, pasando por Son Gotleu, Pere Garau, Plaça de Toros y Son Castelló.

Por último, la denominada línea N2, ha sido la menos utilizada, ya que solo ha transportado 421 usuarios, lo que supone una media de 52 personas por fin de semana. En este caso une el polígono de Can Valero con Can Blau, pasando por las barriadas de Son Serra, Can Capiscol, el Camp Redó, s'Escorxador, Foners, Nou Llevant y la Soledat.

Las cuatro líneas pasan por la plaza de España y, desde allí, se puede hacer un transbordo gratuito. De esta forma, un usuario que coja el bus de la línea dos en la Soledat y quiera trasladarse, por ejemplo, a la zona de Santa Catalina, puede hacerlo realizando un transbordo con la línea N4 en la plaza de España. Desde la puesta en funcionamiento del servicio ampliado, las tarifas son las mismas que las que están en vigor en el resto de las líneas.



Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine