Terrazas

Los vecinos de Fàbrica rechazan la actual sobreocupación de la calle

Barri Cívic reclama que la reducción de las terrazas sea mayor que la propuesta por el Ayuntamiento

10.02.2018 | 02:45
Los vecinos afectados han presentado en Cort firmas contra los ruidos en varias ocasiones.

Los vecinos del Eje Cívico de Fàbrica rechazan la actual sobreocupación de la calle por las terrazas de los bares y restaurantes existentes. La presidenta de la asociación Barri Cívic, Magdalena Mayol, recuerda que llevan siete años luchando para alcanzar un acuerdo con los restauradores, que no ha sido posible.

Para Mayol, "es evidente que existe una sobrexplotación de la calle" cuyo origen se remonta a la creación del Eje Cívico, por no haber limitado por parte del Ayuntamiento los usos de bar y restaurante que se podían instalar en la calle desde un principio. Tampoco se ha realizado hasta ahora el estudio zonal previsto en la ordenanza de ocupación de la vía pública aprobada en 2014, que es la que está actualmente en vigor, por lo que considera que todo este tiempo se ha perdido.

En relación a la propuesta actual del Ayuntamiento, que reduce la ocupación existente en estos momentos en la calle y que gana globalmente 2,40 metros más para los viandantes, la presidenta vecinal la considera insuficiente. Al respecto, apoya la petición formulada por el presidente de la Federació de Veïns de Palma, Joan Forteza, que tanto en esta calle como en Blanquerna, reclama 2,5 metros libres para los viandantes a ambos lados de la vía desde las fachadas y las terrazas.

En la propuesta municipal, en el lado de los números impares se dejan entre la fachada y la terrazas 1,60 metros y en la parte de los números pares dos metros, la misma distancia actual. Mayol insiste en que el Eje Cívico está enclavado en una zona residencial, por lo que debe prevalecer el derecho al descanso de los vecinos por encima de cualquier consideración empresarial, como se reconoce en la legislación europea y española.

Por su parte, la Associació de Veïns i Amics de Santa Catalina, que preside Jacinta Galindo, está de acuerdo con la actual ocupación de la calle "siempre que se cumplan las normas por parte de ambas partes", haciendo referencia a los restauradores y al Ayuntamiento. Insistió en que Cort debe actuar contra los incumplidores y, para ello, ha de incrementar los controles y la vigilancia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas



¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine