Urbanismo

Dos caminos unirán Palma con la Ruta de Pedra en Sec antes del fin de la legislatura

Uno comenzará en la plaza de La Vileta, siguiendo el Camí Reial de Puigpunyent, y el otro partirá desde el campus de la UIB

07.01.2018 | 00:02
El camino desde la UIB hacia Esporles se comenzará a señalizar entre febrero y marzo.

Palma estará conectada a la Ruta de Pedra en Sec por dos caminos diferentes antes de que acabe esta legislatura. El que está más avanzado y el próximo mes de febrero o en marzo se presentará es el que conectará la UIB con Esporles. El otro es el que desde hace años los excursionistas reclaman: el antiguo Camí Reial de Palma a Puigpunyent.

Los trazados ya están decididos y en tramitación, confirma Josep Manchado, director insular de Medio Ambiente.

El Consell trabaja con diferentes ayuntamientos para que la Ruta de Pedra en Sec pueda estar conectada con la mayoría de municipios. La idea es que los senderos de la Serra de Tramuntana tengan ramificaciones, como si se tratara de una "espina de pescado". Y en esa figura se incluirán las dos conexiones con Palma.

Un paseo desde el campus


No habrá que esperar mucho para tener señalizado el camino que partirá desde el campus de la UIB hacia Esporles. La idea es que los excursionistas puedan llegar en metro o con su vehículo y dejarlo aparcado en la Universitat e iniciar la ruta a pie, un camino abierto, público y que no presenta ningún problema para incorporarse al catálogo de la Ruta de Pedra en Sec.

Manchado destaca que con la incorporación de este tramo se contribuye al movimiento ecológico y al fomento de una actividad que no genera contaminación, además de ser un proyecto que han emprendido "con mucha ilusión" en colaboración con la UIB.

Camí Reial a Puigpunyent


El segundo enlace con la ruta de Pedra en Sec, el antiguo trazado desde Ciutat a Puigpunyent, es un camino de uso público, que parte del centro de la Vileta, de la misma plaza, y la intención es que Palma quede conectada no solo con Puigpunyent, sino también con Estellencs, añade Manchado.

Además del Ayuntamiento de Palma, también el de Puigpunyent está trabajando en su recuperación desde hace años, por petición vecinal.

Este es "uno de los pocos caminos históricos que todavía conservan los elementos constructivos tradicionales en la Palma de fora portes", según recoge el Catàleg de Camins Públics. Este es un antiguo camino de carro que enlaza la capital con Puigpunyent por el Coll de Son Marill. El trazado tiene gran valor, ya que data del siglo XIII y durante su recorrido se pueden contemplar el antiguo empedrado, los forns de calç, possessions y las vistas sobre Palma y la bahía.

Este camino fue noticia durante el pasado año ya que la promotora del campo de golf de Son Quint cerró dos de sus accesos públicos junto al cementerio de la Vileta e impidió el paso de peatones desde Son Vida. La situación se prolongó durante meses, pese a que Cort había exigido su reapertura en febrero.

También las obras de Red Eléctrica en Son Puig hicieron saltar las alarmas y la denuncia vecinal provocó que el Consell enviara un inspector para comprobar que el camino no había sufrido daños.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas



¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine