Medio ambiente

Consell y Cort exigen a Madrid que detenga el "disparate" de las 14 torres de Son Puig

Utilizarán la declaración de Patrimonio de Humanidad de la Serra como argumento a favor el soterramiento - El impacto visual superará a Bellver

08.12.2017 | 02:45
Consell y Cort exigen a Madrid que detenga el "disparate" de las 14 torres de Son Puig

"Quienes lleguen en barco a Palma verán las torres antes que el castillo de Bellver", ha advertido la consellera insular de Territorio, Mercedes Garrido.

El Consell de Mallorca y Cort tratarán de "parar el disparate" de la instalación de 14 torres eléctricas de alta tensión en la llamada zona de protección o amortiguamiento de la Serra de Tramuntana, que es Patrimonio de la Humanidad. Reclamarán a Madrid que soterre la línea de Son Puig a través de la carretera de Puigpunyent, ya que el trazado actual afecta enormemente a la declaración de la Unesco.

El consistorio y la institución insular han pedido una reunión urgente con el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, para explicarle el problema, que es comparable a la instalación de la citada infraestructura junto a la Alhambra de Granada, la mezquita de Córdoba, Cáceres o Toledo, ejemplificó Garrido. "Estamos al mismo nivel" y el Gobierno "está obligado a comunicar a la Unesco que va a instalar las torres", por lo que puede peligrar la declaración de Patrimonio de la Humanidad, tal como destacó.

Bases cimentadas

El concejal de Urbanismo de Cort, José Hila, indicó que actualmente la empresa pública Red Eléctrica ha allanado el camino en pleno bosque de Son Puig, que es un Área Natural de Especial Interés (ANEI), y ha cimentado las bases donde se ubicarán los elementos metálicos, que miden más de 40 metros de altura. Añadió que la compañía estatal, que depende del ministerio de Fomento, prevé "que la línea entre en servicio el segundo semestre de 2018".

Por ello, "ahora es el momento de paralizar el disparate", incidió la consellera insular de Territorio, quien explicó que "el Estado es el que presenta la candidatura a la Unesco y a quien se la conceden", como ocurrió en 2011. "Pedimos que defienda este Patrimonio de la Humanidad, que no se otorga solo por los valores naturales de la Serra, sino por la transformación respetuosa que ha realizado el hombre", describió.

Antes de la reunión solicitada con Madrid, la conselleria de Territorio ha tenido conversaciones informales con el ministerio de Cultura y "se han mostrado receptivos", según dijo Garrido, aunque la última palabra la tiene el ministerio de Fomento, por lo que espera que el primero explique al responsable político de Red Eléctrica Española (REE) las consecuencias de continuar con el proyecto actual.

La consellera señaló que las 14 torres "estarán a 2,5 kilómetros del núcleo del Patrimonio de la Humanidad, dentro de la zona de amortiguamiento, y se ubicarán en la cota más elevada".

Pese a que la compañía de transporte eléctrico inició el proceso de autorización antes de que la Serra obtuviese la declaración de la Unesco, por lo que "no era necesario ningún informe de Patrimonio, ahora sí lo es". Lo exigirán al secretario de Estado para evitar el enorme impacto que causarán las torres, ya que "Red Eléctrica comenzó los trabajos sabiendo que la zona era Patrimonio de la Humanidad".

Garrido incidió en que "hay alternativas, como la carretera de Puigpunyent", y afirmó que el cambio tiene que sufragarlo la empresa pública. "El único motivo por el que no han soterrado la línea por allí es el mayor coste económico", dijo.

Cercanía a los vecinos

De forma paralela a la petición a Madrid, Cort se ha comprometido con los vecinos de la urbanización de Son Puig a "alejar las torres 13 y 14 de las viviendas", recordó Hila. "La próxima semana tendremos el estudio técnico" del soterramiento por el camino del cementerio, que será entregado a REE para que dé su visto bueno, debido a que en este caso será el Ayuntamiento quien en última instancia sufrague el coste de las obras, como anunció el regidor de Urbanismo y Modelo de Ciudad durante el pleno del pasado jueves.

Esta propuesta aprobada por unanimidad es "el plan B", como afirmó ayer el concejal, aunque la intención inicial es que el Estado pague el soterramiento de las 14 torres, porque "se encuentran en la entrada de la ciudad a la Serra de Tramuntana, cuya declaración como Patrimonio de la Humanidad debe ser aprovechada". La consellera de Territorio recordó que "si este verano la basura en Escorca nos iba a hacer perder la candidatura de la Unesco –como advirtió el alcalde–, ¿qué pasa ahora [con la instalación de la infraestructura eléctrica]?".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine