Patrimonio

El Consell aporta más de un millón de euros para reparar molinos

Las ayudas se destinan a los propietarios de estos elementos en el Pla de Sant Jordi

31.10.2017 | 00:43
En el Pla de Sant Jordi hay más de un millar de molinos, pero la mayoría en mal estado.

El Consell de Mallorca destinará más de un millón de euros a la restauración y puesta en funcionamiento de molinos de viento del Pla de Sant Jordi, una zona donde hay más de un millar de estas construcciones.

Hasta el próximo 24 de noviembre, la institución insular ha abierto el plazo para solicitar las subvenciones para restaurar los molinos de viento para la extracción de agua que hay en el Pla. La institución destinará 1.109.186 euros distribuidos en tres partidas correspondientes a 2017, 2018 y 2019.

En el Pla de Sant Jordi hay contabilizados 1.070 molinos, pero la mayoría en un gran estado de degradación, remarcó ayer Miquel Ensenyat, presidente del Consell. "Es el parque eólico más grande de Europa y no somos conscientes", añadió Ensenyat. El presidente del Consell incidió en la necesidad de "poner freno" ante "la velocidad con la que se degradan los molinos".

La subvención incluye ayudas para la restauración de la torre, del estanque y del mecanismo de funcionamiento con materiales y técnicas tradicionales.

Las partidas económicas


Para este año, el Consell ha previsto una partida de 109.000 euros, que se ampliará a 500.000 en 2018 y otros tantos en 2019, explicó ayer Kika Coll, directora insular de Patrimonio. En esta campaña también hay una aportación del Govern balear de 250.000 euros, procedentes del fondo del impuesto de turismo sostenible.

Con el objeto de dar a conocer esta convocatoria y los trámites que se deberán cursar, este pasado verano, hubo reuniones, en las que participó Ensenyat, con propietarios de molinos del Pla.

Una condición que impone el Consell para otorgar la ayuda económica es que el molino vuelva a funcionar y a sacar agua, según remarcó Aina Serrano, técnica del departamento de Patrimonio. Una vez restaurado, el propietario deberá permitir las visitas públicas y gratuitas y hacerse cargo de la conservación del molino.

Por otro lado, sigue en marcha la campaña 'Apadrina els molins', para que ciudadanos, empresas, fundaciones o asociaciones colaboren con su recuperación. La contribución mínima es de un euro y la aportación es genérica, es decir, no es para apadrinar un molino en concreto, indicó Kika Coll, sino a todo el plan de recuperación.

Los interesados en esta campaña pueden solicitar información a través de la dirección apadrinamoli@conselldemallorca.net o en el teléfono 971 219 815. De momento, señaló Coll, las aportaciones solo se pueden hacer mediante un ingreso en el banco, pero la intención del Consell es que se pueda hacer telemáticamente.

La presentación de la convocatoria también sirvió para informar de un programa de restauración de patrimonio historico-industrial de Mallorca, en el que se incluye, además de los molinos, las sínies, tafones y cellers. En este caso, el Consell se hará cargo de redactar el proyecto técnico y de aportar la mano de obra para ejecutarlo. Los propietarios deberán permitir las visitas públicas y gratuitas durante diez años.

Esta iniciativa incluye la restauración arquitectónica y de maquinaria de funcionamiento de esos elementos y también de máquinas, carros y utensilios relacionados con la industria o agricultura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine