Cadena humana por una Bahía de Palma limpia y sin fecales

Recogen 900 kilos de basura de la playa de Can Pere Antoni y exigen a Emaya que separe las aguas limpias de las fecales

29.10.2017 | 17:55
Cadena humana por una Bahía de Palma limpia y sin fecales

Un mar limpio y una Bahía de Palma sin vertidos fecales. Es lo que han exigido esta mañana los alrededor de 200 participantes en la cadena humana organizada por la asociación Ondine con la colaboración del colectivo Mallorca Blue, el GOB y la Federación de Vecinos.

Tras este acto de protesta, que ha ocupado la práctica totalidad de la primera línea de la playa de Can Pere Antoni, los congregados se han puesto manos a la obra para limpiar la playa y han recogido unos 900 kilos de residuos a lo largo de toda la mañana.

Los desperdicios más comunes semienterrados en la orilla han sido toallitas higiénicas, que muchas personas tiran por el inodoro a pesar de los problemas y atascos que provocan; bastoncillos, que también son tirados por el váter incorrectamente; botellas y latas de bebidas; numerosos plásticos e incluso algunos semiquemados.

Los residuos sanitarios llegan a la playa procedentes del emisario submarino que desemboca en Can Pere Antoni y vierte las aguas fecales al fondo del mar cada vez que llueve y la estación impulsora de Emaya se desborda, ya que está al límite de su capacidad.

Esta situación es denunciada continuamente por Mallorca Blue y el grupo ecologista GOB, que exigen a la empresa municipal que solucione el problema. El año que viene comenzarán las obras de un colector por la ciudad y un tanque de laminación en la depuradora del Coll d´en Rabassa que lo solventará parcialmente, pero Emaya reconoce que también es necesaria una nueva depuradora, que cuesta 80 millones y sufragará el Gobierno central.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine