PAtrimonio

Arca pide a Cort que vele por el patrimonio "humilde"

La asociación instará a Cort a que incluya en su catálogo elementos singulares que son "rastro" de la historia local

15.10.2017 | 02:45
La Relojería Simoncelli, ya cerrada, contó con un reloj "singular".

Frente a la "pérdida de elementos singulares" de comercios y otros negocios de Palma, Arca renueva su petición a Cort de "implantar una normativa que favorezca la conservación de este patrimonio más sencillo pero significativo, porque también explica el rastro del comercio en la ciudad".

La entidad proteccionista insiste ante la "sacudida" que les ha supuesto enterarse del cierre de la relojería Simoncelli y, con ella, de la pérdida del característico reloj que lucía en la fachada, tal y como publicó este diario el pasado jueves.

Los hijos del propietario Domingo Simoncelli mantienen este elemento. Tal y como declaró uno de ellos, Carlos Simoncelli, a la familia le gustaría que algunas de las piezas del que fuera negocio y taller familiar durante décadas pudiera formar parte de un museo.

En 2008, la Associació per a la Revitalitzación del Centres Antics (ARCA) ya formuló a Cort su petición de mantener en las fachadas reformadas de estos comercios singulares "estos elementos característicos como rótulos u otros detalles que durante décadas han dado a la ciudad de Palma parte de su personalidad comercial", indicó ayer Àngels Fermoselle, de Arca.

"Estos elementos nos ayudan a recordar el uso comercial de estos inmuebles", reitera Fermoselle. "Además son un elemento que dibuja nuestra memoria".

Patrimonio sentimental


A medida que los negocios van cerrando o cambiando de actividad, es habitual que pierdan esa huella que les servía de presentación del local más allá de sus escaparates.

No es novedad. Hace años, apenas tenían valor, o no se les daba. De ahí que muchos de ellos acabaran en la basura. O en manos de coleccionistas que sí vieron las virtudes de estos símbolos. De moda el movimiento vintage ha propiciado que algunos de éstos vuelvan a ser valorados.

Sin embargo, desde Arca se va más allá al pedir al Ayuntamiento que como entidad pública favorezca una normativa que vele por este "patrimonio sentimental". O al menos, que se incluya en su catálogo municipal de protección del patrimonio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine