Movilidad

La prohibición de aparcar en la zona ORA no liberó a la ciudad de los coches

Con todo, la gratuidad en algunas líneas del bus y en el metro y tren fueron celebradas por los usuarios; hubo mucho despiste

23.09.2017 | 01:01
La prohibición de aparcar en la zona ORA no liberó a la ciudad de los coches

Si la pretensión de Movilitat es crear conciencia en una sociedad como la mallorquina que es coche adicta, prohibiendo aparcar durante 12 horas en la zona ORA, le salió el tiro por la culata. No hay conciencia sin información, y al parecer, fueron muchos los que ayer no se habían enterado, pese a que desde Cort llevan toda la semana dando información. En balde.

Son muchos los que ayer se vieron sorprendidos de una medida que les era ajena. "No tenía ni idea. ¿Por qué han hecho esto?", se preguntaron Miguel Soler y Antonia Sureda, vecinos de s'Arenal, que habían bajado a Palma a hacer gestiones. "Si quiere descongestionar y evitar contaminación, que regule los rent a car; este verano ha sido una vergüenza ver cómo estaban colapsadas las carreteras".

El mismo despiste sucedía en los autobuses de las líneas 2, 6, 10 y 24, que fueron gratuitas toda la jornada como medida disuasoria para que el ciudadano sea paseante y no conductor. Los chóferes indicaban que "con sorpresa, pero todos los usuarios celebraban la gratuidad". La siguiente pregunta era: "¿Es gratis en todos los autobuses?".

El regidor de Movilidad Joan Ferrer da la respuesta: "Solo son gratis las que están conectadas a estacionamientos disuasorios", es decir, los de Manacor, Marques de la Sènia y la Riera. Éste expresó su satisfacción por el eco alcanzado: "Ha habido un repunte en estos aparcamientos" en los que desde las 6 de la mañana y hasta las 21 horas se pudo estacionar gratuitamente y de ahí, con sus tarjetas, podían subirse a los autobuses de las cuatro líneas gratuitas.

El balance no fue del todo desesperanzador ya que en avenidas, paseos y calles que suelen servir de aparcamiento como passeig Mallorca, Jaume III y sus calles adyacentes, o 31 de Desembre estaban vacías.

A excepción de los residentes que sí podían estacionar, fueron muchos los conductores que frente a la prohibición, metieron el coche en los aparcamientos cercanos como el del Passeig Mallorca, lleno todo el día, y el de Plaza Major.

Los trenes de la SFM y el metro también fueron gratis. pasajeros como Cristina Benejam se enteraron la noche antes de que viaje de Marratxí a Palma iba a ser gratuito. "¡Si lo fuera siempre, lo usaría más!", rió. Con todo, reconoció que "los trenes funcionan bien", pero a los autobuses de la EMT les aprobó por los pelos. "deberían ser más frecuentes", opina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine