Iglesia

Sorpresa, tristeza y resignación por la clausura de la iglesia del Carme

La asociación de vecinos de Santa Catalina lamenta el trastorno que causa a los feligreses

13.09.2017 | 01:27
Sant Magí acogerá a los fieles que lo deseen, aunque l´Assumpció es la nueva parroquia asignada.

Sorpresa, tristeza y resignación son los sentimientos expresados ayer por la asociación de vecinos de Santa Catalina y las parroquias afectadas por el cierre de la iglesia Verge del Carme, cuyo territorio queda anexado a la parroquia de l'Assumpció, en Son Espanyolet, debido a la falta de vocaciones. "No me lo puedo creer, es muy triste, ya que acudían bastantes feligreses y se seguían celebrando los eventos tradicionales, como bodas, bautizos y comuniones", según la presidenta de la entidad vecinal, Jacinta Galindo.

Para ella, "es incomprensible que la Iglesia Católica se quede sin sacerdotes, sin mencionar la disminución de fieles, por lo que empieza a ser hora de que se abra a la sociedad y se adapte al siglo XXI, como ha ocurrido en otras comunidades religiosas". Cree que "si hiciese una reflexión y se modernizase, más gente creyente estaría dispuesta a volver a las iglesias". Respecto a los residentes de Santa Catalina habituales de la Verge del Carme, destacó que el cambio "será un trastorno, ya que deberán acudir a otra iglesia más lejana". El templo recién cerrado se encuentra en la calle Villalonga y l'Assumpcio, en Contestí, a unos 500 metros de distancia.

A otro medio kilómetro está la parroquia de la Inmaculada, más conocida como la de Sant Magí, también en Santa Catalina, por lo que algunos feligreses tendrán más cerca esta que la situada en el barrio de Son Espanyolet.

Su párroco, Josep Amengual, afirmó que "la gente es como el agua, se adapta a lo que haya y escogerá la que más le convenga". Sobre la medida del Obispado de suprimir el Carme, "si han pensado que esto es lo mejor, hay que aceptarlo y acatarlo", añadió.

De igual modo se pronunció el padre Pablo Guerrero en nombre de l'Assumpció y recordó que, en la última década, "la Diócesis de Mallorca está llevando a cabo una reestructuración en la isla debido a que más del 70% del clero tiene más de 70 años y no hay relevo". Por este motivo, en algunos casos, ha unificado varias parroquias en un solo párroco y, en otros, como la Verge del Carme, ha suprimido la parroquia, señaló.

La orden de los Teatinos lleva algo más de un año al frente de la iglesia de la calle Villalonga, tras la marcha de los Carmelitas, por lo que "en la práctica, el único cambio que verán los fieles es la nueva ubicación de la eucaristía y la catequesis, pero todo lo demás será exactamente igual".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Diario de Palma

El alcalde pide a los locales de turismo de borrachera que cambien de actividad

El alcalde pide a los locales de turismo de borrachera que cambien de actividad

Cort y Govern han inspeccionado este verano 132 establecimientos en los "puntos calientes" de la...

Microteatro para incentivar el transporte público

Microteatro para incentivar el transporte público

Los usuarios de la línea dos de circunvalación del casco antiguo de la ciudad, además de viajar...

Pastor: "Hay un antes y un después en la Patrulla Verde"

La concejala de Seguridad Ciudadana, Angélica Pastor, defendió las actuaciones realizadas por la...

Vecinos de Cala Major reclamarán al club Calanova su derecho a tener vistas despejadas

Vecinos de Cala Major reclamarán al club Calanova su derecho a tener vistas despejadas

La asociación vecinal Adecsa promueve la demanda civil contra el "obstáculo visual" que supone la...

Cort recurre la suspensión cautelar de la demolición de sa Feixina

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Palma recurrió ayer la suspensión cautelar del...

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine