Servicios sociales

Cort atiende a 200 hijos de madres víctimas de violencia machista

El programa de ayuda psicológica a menores de 18 años revela que el 20% de los diagnosticados son o han sido directamente maltratados - Un porcentaje similar tiene "sentimiento de culpa"

19.08.2017 | 01:40
´Si maltrata a la madre... ¿es buen padre?´ es una de las frases de un mural contra la violencia de género.

"Ver la violencia de género es vivirla y, por este motivo, los hijos de mujeres víctimas también lo son y necesitan ayuda". Bajo esta premisa, expresada por el técnico de Igualdad Antoni Colom, Cort atendió a alrededor de 200 niños el año pasado con el programa de ayuda psicológica para hijos de víctimas de violencia de género. Este apoyo pionero en Balears se inició hace casi una década con una decena de menores y ha ido creciendo paulatinamente para orientarles en identificar modelos maternos y paternos positivos y evitar que repitan la violencia que han visto en el hogar, como indica la memoria de 2016.

El documento especifica que el 86% de los niños diagnosticados en la fase de acogida y evaluación "han presenciado el maltrato a la madre" y el 73% están sufriendo "consecuencias de la violencia", entre las que destaca la "dificultad para hablar" de dichos episodios, las "inadecuadas estrategias de resolución de conflictos" y la "dificultad para escuchar, contener e identificar las necesidades emocionales". Llama la atención que un nada despreciable 20% de los menores han sido o son víctimas directas del maltrato. También impacta que casi el 20% del total tienen "sentimiento de culpa".

"Miedo y tristeza"


La directora general del área de Igualdad, Lucía Segura, recordó durante la presentación de estos datos el caso de Juana Rivas, a quien dio todo su apoyo, y destacó que las víctimas más pequeñas de los malos tratos pueden sufrir "graves consecuencias físicas y psicológicas, como falta de sueño, miedo, tristeza, ansiedad y falta de hambre". El programa municipal atiende a niños y jóvenes de entre 4 y 17 años, y de los 205 tratados en 2016, el 79% eran de nacionalidad española.

La mayoría llegaron hasta este servicio debido a que sus madres demandaron un tratamiento para los menores y fueron derivadas por otras áreas u organismos al programa gestionado a través de la Fundación Ires. "Lo importante y difícil es que las mujeres vean que esta ayuda es necesaria para que sus hijos también saquen lo que llevan dentro –ya sea a través de dibujos u otras técnicas, en función de la edad– y trabajen sus sentimientos y nuevos modelos de relación entre iguales alejados de la violencia que han vivido en casa", en palabras de Colom.

El experto del Ayuntamiento en violencia de género destaca que, "pese a que el padre maltratador respete al niño e incluso le haga sentirse superior a la madre, al hijo no le gusta que grite a su mamá. Por eso hay que trabajar en inculcarle que su padre no se comporta adecuadamente".

Las intervenciones a cargo de dos psicólogos, una educadora social y una coordinadora están divididas en sesiones grupales, individuales e interfamiliares. En las primeras, los niños se agrupan por franjas de edad, las segundas son "tutorías de aquellos casos en los que sea necesario el apoyo personalizado" y las sesiones con las madres o tutores pretenden "facilitar la comprensión de los cambios que hará el niño para así ayudarlo en su recuperación". En cuanto a los trabajos grupales o interfamiliares, los especialistas han organizado cinco grupos de entre 15 y 20 sesiones, tanto para las madres como para los hijos; y respecto a los trabajos individuales, en total se han organizado 443 actividades, con una media de ocho sesiones por caso.

36% de casos con éxito


Tal como indica la memoria de 2016, de los 94 expedientes que se cerraron, una treintena se hizo porque se lograron los "objetivos". Para la responsable de Igualdad, es una cifra satisfactoria. "Podría aumentar, pero el tratamiento de la violencia de género es extraordinariamente complejo y existen numerosos factores por los que no siempre se finaliza con éxito", concluyó Lucía Segura sobre las mujeres que abandonan, tanto por baja voluntaria como por no asistencia sin justificación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Diario de Palma

Primeras luces de Navidad
Primeras luces de Navidad

Primeras luces de Navidad

Cort ha empezado a colocar las luces de navidad con mucha antelación. La semana pasada se vio a...

Arquitectura al servicio del mercado

Arquitectura al servicio del mercado

Los propietarios de algunos de los edificios catalogados del siglo XX dan una vuelta de tuerca a...

Más de 500 personas participan en la carrera contra la Fibrosis Quística

Más de 500 personas participan en la carrera contra la Fibrosis Quística

Unas 500 personas participaron ayer en la carrera Kilómetros Solidarios contra la Fibrosis...

Con la a de Assai

Con la a de Assai

No hay muchos lugares en Palma que guarden en su interior recuerdos compartidos por unas cuantas...

La Oktoberfest ´pinchó´ sus barriles de cerveza en Playa de Palma

La Oktoberfest ´pinchó´ sus barriles de cerveza en Playa de Palma

La popular fiesta de la cerveza alemana, la Oktoberfest lleva ocho años celebrándose en la Playa...

El trastero de Palma

El trastero de Palma

Llaves, móviles, DNI, pero también sillas de ruedas y prótesis ortopédicas esperan que sus dueños...

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine