Los excrementos caninos provocan una convivencia vecinal conflictiva

Residentes denuncian que los propietarios de perros que no recogen las cacas de sus mascotas y dejan que orinen en determinados lugares son una gran molestia y dañan el mobiliario urbano

13.08.2017 | 12:45
Uno de los excrementos encontrados ayer en la barriada de Son Cladera.

"Todo el barrio tiene problemas con los excrementos, las calles apestan". Un residente de la zona de Blanquerna, José Luis, se queja del "grave problema" que sufren las vías transversales de la barriada. Explica que, desde que se cerraron muchos de los locales de calles como Ticià, ya nadie se encarga de que los perros no orinen en los portales. Además, opina que hay un "abandono significativo por parte de Emaya de las calles transversales" en esta concurrida zona de la ciudad. Este vecino apunta a que también existe un grave problema de comportamiento ciudadano: "numerosos propietarios de perros son muy incívicos", afirma José Luis.

La empresa municipal de limpieza asegura que la presencia de estos excrementos por la ciudad "no es un problema directo del Ayuntamiento, sino de los dueños de los perros que no los recogen". De todos modos, Emaya ha anunciado que en los próximos meses se iniciará la limpieza con agua de las calles de Palma, por lo que se espera que el problema se rebaje.

Dueños cívicos

"No son buenas las generalizaciones, yo recojo siempre los excrementos", asegura María, una vecina de la calle 31 de Desembre. Esta palmesana afirma que hay dueños de perros que sí son incívicos, "pero no todos", añade.

Por su parte, residentes de Nou Llevant han puesto de manifiesto su inconformidad con la suspensión del suministro de bolsas de recogida de cacas y con la ubicación de la papelera de excrementos situada junto al parque de la Guardia Civil, ya que la han puesto en el exterior del pipican. Los vecinos han protestado colgando las bolsas en la verja del recinto con un cartel en la entrada con el siguiente mensaje: ´Los perros del parque pedimos por favor a nuestros dueños que no recojan ´las caquitas´, muchas gracias´.

El colectivo ciudadano Flipau amb Pere Garau realiza una campaña de sensibilización en este barrio de una manera diferente. Se pasean con la mascota ´Pere Guau´, hablan con los vecinos de la zona que pasean a sus perros para concienciarles de la necesidad de ser cívicos y se encargan de poner una bandera en cada excremento que se encuentran por las calles con un letrero que dice: ´Pere Garau free caca!´, es decir, ´Pere Garau libre de caca´. "Creemos que es una forma divertida de hacer ver a los vecinos lo importante que es mantener las calles de la ciudad limpias", dice Thomas Jordi, uno de los miembros de dicha entidad.

Pero no solo se trata de un problema de falta de recogida de excrementos, ya que la orina de estos animales también se nota y molesta, ya que es muy corrosiva y deteriora el mobiliario, según explica. El colectivo Flipau también hace un llamamiento a los vecinos con perros para pedirles "que lleven una botella con agua para tirarla en la acera después de que el perro orine", destaca. En el año 2014, el consistorio tuvo que retirar 500 soportes de farolas por la corrosión en la base, provocada por los orines de perro.


Indignación

Juan Marcos Colomar expresó en una carta al periódico su indignación porque Cort no suministra bolsas de recogida de excrementos de perros. Según escribe, no destina sus impuestos "a pagar las diferentes fiestas y celebraciones existentes en Palma", por lo que considera "un agravio comparativo" que retiren las bolsas.
Fuentes de la empresa municipal Emaya responden a estas denuncias de manera contundente: "Igual que no se regalan las bolsas de basura, las de los perros tampoco", sin olvidar que muchos propietarios de mascotas hacían un uso incívico y vaciaban los surtidores.

El Ayuntamiento prohibirá en dos años las bolsas de plástico en los comercios, por lo que sería contradictorio que se siguieran dando las de canes. Por ello, invitan a la reutilización. Como conclusión, desde Emaya se asegura que las papeleras de excrementos de perro con suministro de bolsas que había hace unos meses "generaban más problemas que beneficios".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Diario de Palma

Una trabajadora ayuda a una usuaria a completar un juego.
Palma recupera la gestión de los centros de día para personas dependientes

Palma recupera la gestión de los centros de día para personas dependientes

A los de Son Sardina, Son Dureta y del Coll d'en Rabassa se sumarán, una vez construidos, el de...

El Puerto replica que los plásticos no son del muelle y Cort pide responsabilidades

El Puerto replica que los plásticos no son del muelle y Cort pide responsabilidades

La Autoridad Portuaria usará material procedente de canteras si le impiden utilizar ecoáridos

El dueño de Fondevila aún no ha decidido si cerrar o no la histórica librería

El dueño de Fondevila aún no ha decidido si cerrar o no la histórica librería

Por el momento, el negocio seguirá abierto ya que aún no ha tomado ninguna decisión al respecto

Emaya presenta los nuevos vehículos para la limpieza con agua de las calles

Emaya presenta los nuevos vehículos para la limpieza con agua de las calles

La empresa municipal realiza un plan de refuerzo en trece barriadas durante este verano

El drama de la accesibilidad bloqueada por los coches en Palma

El drama de la accesibilidad bloqueada por los coches en Palma

Un vecino denuncia la imposibilidad de transportar a un enfermo en silla de ruedas por los coches...

La lección de la sombra

Días de canícula. Las calles son superficies radiantes, que exhalan todo el calor acumulado...

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine