'En-ganxet'

Pere Garau flipa con el ganchillo

La primera jornada de 'En-ganxet' saca a la plaza a una veintena de aficionados a esta labor - Quieren alegrar el barrio con flores y cuadrados

20.06.2017 | 01:07
La plaza de las Columnas fue el escenario ayer del encuentro de aficionados al ganchillo.

"El objetivo es recuperar lo que antes hacía la gente en la calle, cuando se reunía 'a la fresca' al atardecer", afirma una organizadora. Como no tienen almendras para pelar ni albaricoques, tricotan, bromea

"Hacer ganchillo es muy fácil, es como hacer el amor, meter y sacar, con cuidado y cariño", ríe una especialista. Una veintena de personas lo practicaron ayer en la plaza de las Columnas, unas con más experiencia que otras, pero todas con concentración y ganas de llenar la barriada de coloridos cuadraditos. El colectivo vecinal Flipau amb Pere Garau organizó esta actividad para "recuperar lo que antiguamente hacía la gente en la calle, cuando los vecinos se reunían a la fresca al atardecer. Como no tenemos almendras para pelar ni albaricoques, hemos escogido el ganchillo", bromea Pamela Forteza, quien orientó la primera jornada de 'En-ganxet', aunque "habrá más".

Sobre una tela extendida en el suelo a la sombra de los árboles de la plaza, puso varios ejemplos de creaciones realizadas con esta labor y seis patrones diferentes para diseñar figuras. Uno de los modelos tenía una explicación en chino. "Intentamos que todas las actividades puedan aglutinar a los diversos colectivos del barrio, porque el objetivo es compartir y que los vecinos aprecien donde viven", destaca Forteza.

La tela se fue llenando poco a poco de flores y cuadrados de un palmo que engancharán unos a otros para cubrir y alegrar farolas, árboles o el mobiliario urbano. Joana y Petra los creaban con gran soltura, ya que son expertas, pero para Tomás era "la primera vez", por lo que antes que nada tuvo que aprender a hacer la cadeneta, el punto de ganchillo básico para comenzar a tejer.

Andrea también estaba en el nivel iniciación y Elitxo le echaba una mano mientras Athanasia empezaba la cadeneta –"lo único que sé"– con hilo de trapillo, es decir, de algodón y más grueso que la lana usada por la mayoría de los participantes. Aina, que acudió con sus pequeños Maria y Marc, fue otra de las que escogió trapillo, más apropiado con estos calores preestivales.

La concentración era la tónica entre los principiantes, para no perder un punto, y la relajación se respiraba entre las especialistas, debido a que el ganchillo "aporta tranquilidad y entretenimiento. Tiene muchas ventajas, porque puedes practicarlo mirando la tele o charlando, lo puedes llevar a todas partes, ya que la aguja es pequeña, y creas cosas bonitas", como enumera Joana. Tan fácil y positivo que Pere Garau se ha puesto a tricotar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Diario de Palma

Cort invierte un millón en la iluminación navideña

Cort invierte un millón en la iluminación navideña

El presupuesto se ha incrementado en 400.000 euros en relación al año pasado y se han colocado 250...

Emaya aprueba la licitación de 12 nuevas barredoras

Emaya ha iniciado el proceso de licitación de 12 nuevas barredoras autoportantes, por un máximo de...

Denuncian la privatización de servicios en el IME

Denuncian la privatización de servicios en el IME

El sindicato Som Sindicalistes afirma que los nuevos pliegos asignan al personal de recepción...

Ventanas interiores

Ventanas interiores

Los paisajes recónditos también tienen su atractivo. Uno de ellos posee un encanto muy especial....

Una antena afea la fachada del edificio de Santa Eulàlia

Una antena afea la fachada del edificio de Santa Eulàlia

Una antena de telecomunicaciones afea la fachada del edificio municipal de Santa Eulàlia. El...

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine