17 de marzo de 2017
17.03.2017
Otros casos

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña reconoce la causa

17.03.2017 | 02:45

Una informadora turística que trabajó durante dos años en la plaza Catalunya de Barcelona consiguió que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña reconociera como causa de su enfermedad, fibrosis quística, la inhalación de polvo con partículas de excrementos de las palomas de la conocida plaza.

Esta sentencia llegó tras años de litigio y ya cuando la mujer había dejado ese puesto. El TSJC consideró, de acuerdo con los informes médicos, que la única causa desencadenante de su enfermedad había sido la exposición a los excrementos de palomas.

El Alto Tribunal consideró que era un accidente laboral y que la trabajadora merecía el grado de incapacidad absoluta.

Al igual que le sucede a Josefa Garrido, la trabajadora de Barcelona notaba mejoría cuando se distanciaba del lugar donde estaban las palomas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Diario de Palma

Un huerto terapéutico en el Polígono

Un huerto terapéutico en el Polígono

Asima cede a Cruz Roja una parcela para el proyecto 'Sembrant salut', que se centra en personas...

Cort atiende a 200 hijos de madres víctimas de violencia machista

Cort atiende a 200 hijos de madres víctimas de violencia machista

El programa de ayuda psicológica a menores de 18 años revela que el 20% de los diagnosticados son...

Una de cada cinco madres continúa con el agresor

El tratamiento pretende "empoderar a estas mujeres para que salgan de su actual situación", afirma...

Escuela de verano en Son Dameto

Escuela de verano en Son Dameto

Acaba de concluir en Son Dameto la escuela de verano, un proyecto lúdico formativo organizado...

Sordos

Sordos

Una de dos. O la gente se está volviendo sorda a pasos agigantados. O finalmente la música ha...

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine