28 de enero de 2017
28.01.2017
Administración

La falta de personal en Salud paraliza la tramitación de los expedientes por ruido

Este departamento de Cort prevé la creación de una oficina específica con el fin de dar respuesta a las quejas ciudadanas

28.01.2017 | 02:25
Zonas como la calle Fàbrica esperan desde hace años medidas específicas contra el ruido.

La falta de personal en el departamento de Salud de Cort, junto con los distintos casos de presunta corrupción que han salpicado a los departamentos de Licencias de Actividad y a la Patrulla Verde de la Policía Local, entre otros, ha prácticamente paralizado la tramitación de los expedientes sancionadores por ruidos.

La concejala de Salud de Cort, Antònia Martín, acepta que las carencias de funcionarios han provocado un "retraso importante" en la tramitación de los expedientes, aunque puntualiza que los más urgentes son informados por ingenieros de otros departamentos municipales.

No obstante, acepta que no se trata de la una situación óptima, aunque lamenta que desde noviembre de 2015 su departamento carece de ingeniero superior, ya que el anterior abandonó su puesto para ir a trabajar al Consell y, a finales del pasado año, fue imputado por presunta corrupción en una investigación relacionada con presuntas irregularidades en el cierre de un local, junto a agentes de la Patrulla Verde y del departamento de Actividades.

Según Martín, se han convocado en dos ocasiones las plazas de ingeniero superior y de ingeniero técnico sin que se haya presentado ningún candidato.

En estos momentos se ha abierto la convocatoria a técnicos de otras administraciones por lo que se espera que en breve tanto esta plaza como la de un Técnico de Administración General se cubran, con el fin de desbloquear y normalizar la tramitación de los expedientes. La necesidad de contar con un ingeniero superior o técnico es imprescindible, puesto que este profesional es el que avala, entre otras cuestiones, que un establecimiento al que se le han impuesto medidas correctoras debido a la generación de ruidos excesivos, ha cumplido o no con la orden.

La concejala admite que la lucha contra los ruidos es una de las asignaturas pendientes del Ayuntamiento y del actual equipo de gobierno. Por ello, se van a adoptar medidas que, a su juicio, van a dar un vuelco de 180 grados a la situación y que culminarán con la creación de una Oficina del Ruido.

Personal especializado

Se prevé que este nuevo departamento, que se espera que esté operativo a finales del actual mandato, disponga de personal especializado en cuestiones de ruido, que trabajará en coordinación con la Policía Local, el departamento de la Función Pública y el de Actividades. Lo anterior se relaciona con la reestructuración de la Policía Local, cuya responsable, la concejala Angélica Pastor, ya ha anunciado que pretende destinar más agentes a atender las quejas ciudadanas contra los ruidos.

En este sentido se indicó que la potenciación de figura de la Policía de Barrio y de los agentes de proximidad va a jugar un papel importante puesto que son los funcionarios que están a pie de calle y que conocen las características de la barriada y en que zonas y cuándo se producen los problemas. Por el momento, tal como se acordó en el pleno del pasado jueves, se va a proceder a la constitución de una comisión técnica, que estará integrada por personal de las concejalías de Sanidad y Consumo, Seguridad Ciudadana, Modelo de Ciudad y de la Defensora de la Ciudadanía. También se creará una comisión no permanente con partidos de la oposición y vecinos.

Desde que la nueva Defensora de la Ciudadanía, Anna Moilannen, ha tomado posesión de su cargo, ha intevenido en varias ocasiones en las comisiones del pleno alertando de la inacción de Cort ante las quejas que se van acumulando por ruido. En diciembre criticó al equipo de gobierno "por no haber dado pasos" para resolver la proliferación de ruidos en la ciudad, que calificó de "grave", hasta el punto de que recriminó a los responsables municipales que "no haya hadie que capitanee este barco".

Asimismo, en el Plan de Acción contra el ruido aprobado en julio del año pasado se indica que el Ayuntamiento debe actuar de forma prioritaria para combatir el ruido que genera el ocio nocturno, con la adopción de una serie de medidas como la zonificación acústica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine