01 de septiembre de 2016
01.09.2016

Crean una biblioteca sobre memoria histórica en honor a Alexandre Jaume

Una de las salas de Bellver ya tiene el nombre del diputado socialista, que recuperó el castillo para la ciudad en 1931

01.09.2016 | 01:05
Descendientes de Jaume junto a políticos y funcionarios de Cort, en el homenaje de ayer.

La sala VII del castillo de Bellver tiene desde ayer el nombre político Alexandre Jaume i Rosselló, el diputado socialista que fue fusilado por el franquismo en 1937. El espacio se ha destinado a crear una pequeña biblioteca sobre la vida de Jaume, la memoria histórica en Balears y la historia del castillo.

La sala antes era un pequeño despacho que no estaba abierto al público. Ahora se han dispuesto varias estanterías para colocar la colección de títulos, que todavía se está formando.

El ya exregidor de Cultura de Cort, Miquel Perelló (Més), explicó que han consultado a todas las editoriales de Balears para conocer sus fondos sobre las tres materias que forman parte de la biblioteca. "Muchos ya lo hemos adquirido", apuntó Perelló.

La familia de Jaume estuvo ayer presente en el acto de homenaje. En señal de agradecimiento Andreu Jaume, sobrino del político fusilado, entregó al Ayuntamiento un ejemplar de L'armée nouvelle, un libro del socialista francés Jean Jaurès que fue uno de los principales referentes ideológicos de Jaume.

Alexandre Jaume consiguió recuperar para la ciudad el castillo de Bellver en 1931, que entonces pertenecía al Estado. Al año siguiente se abrió el museo de historia de la ciudad.

El 19 de julio de 1936 las tropas franquistas le detuvieron y le encerraron en el castillo hasta que, meses después, le juzgaron sin ninguna garantía democrática y lo fusilaron el 24 de febrero de 1937.

Jaume relató así la época de su encierro en Bellver: "Era yo quien había conseguido esa donación, fui yo quien no dejó vivir a Prieto hasta que leyó en la sesión del Congreso el proyecto de ley [por la que se cedía a Palma el bosque y el castillo de Bellver], creyendo satisfacer una aspiración legítima de la ciudad. Y al gestor de la donación se le tenía en una celda de las torres, prisionero e incomunicado. El sarcasmo no podía ser más irritante".

El alcalde José Hila (PSOE) recordó ayer estas palabras del diputado, a quien agradeció su tarea para "aportar un legado a la ciudad". Por su parte, el regidor Perelló destacó que era una persona que nunca habló "con rencor". "Todavía hoy necesitamos ese acercamiento entre los que se creen ganadores y los que se creen perdedores", afirmó.

El nieto del político, Alexandre Font, señaló que Alexandre Jaume "es un referente no tanto por su muerte, como por su vida" y que uno de sus objetivos fue lograr "una Palma más sincera y más humana".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine