30 de agosto de 2016
30.08.2016

Las nuevas paradas de Bicipalma funcionarán en tres semanas

Faltan tres puntos de anclaje por colocar, tras instalar los anclajes en Arxiduc Lluís Salvador y la plaza de Barcelona

30.08.2016 | 01:02
La nueva parada instalada en la plaza de Barcelona.

El servicio de alquiler público de bicicletas Bicipalma está ultimando la nueva ampliación de la red de paradas, que estará lista en unas tres semanas. La inauguración está prevista para la Semana Europea de la Movilidad, que tendrá lugar entre el 16 y el 22 de septiembre.

De las cinco estaciones anunciadas ya se han instalado dos: la de la calle del Arxiduc Lluís Salvador (a la altura del casal de Can Alonso) y la de la plaza de Barcelona (en la parte alta del antiguo estadio Lluís Sitjar). También se ha ejecutado la ampliación de los anclajes en el parque de ses Veles, en la barriada de Foners.

De las que tres que faltan se harán las obras en breve: son la del Portitxol (junto al club náutico), la de Manuel Azaña (cerca del mercado de Llevant) y la de Sant Vicenç de Paül, a la altura de la carretera de Valldemossa.

Se trata de la mayor ampliación de la red de Bicipalma desde que el servicio entró en funcionamiento a principios de 2011. El préstamo de bicicletas públicas comenzó con 28 paradas. Ahora existen 32 y, a mediados de septiembre, sumarán 37 gracias a las nuevas incorporaciones.

Las obras cuestan unos 195.000 euros. Una vez instaladas los operarios tendrán que conectarlas con fibra óptica a la red de estaciones ya existente.

Para atender las nuevas paradas y sustituir las más antiguas, comprarán 193 bicicletas más. En total, habrá 445 velocípedos disponibles a finales de año.

El precio del servicio se mantiene en 24 euros anuales o bien 4 euros mensuales. También hay suscripciones de tres o seis meses y otras para turistas de tres o cinco días de duración. El concejal de Movilidad, Joan Ferrer (PSOE), prometió la creación de una tarifa joven para atraer nuevos usuarios.

Bicipalma tiene en la actualidad unos 1.800 inscritos, una cifra que no ha variado mucho con los años (desde que en 2013 el servicio fue de pago, siempre ha tenido entre 1.700 y 2.300 usuarios). Cort espera un repunte en la venta de abonos con las nuevas estaciones, que cubren cinco barrios del Eixample que no disponían del servicio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine