26 de agosto de 2016
26.08.2016
Corrupción en la Policía Local

Rodríguez declara hoy ante el juez

"El artífice en la sombra" del "organigrama criminal", según el magistrado que investiga el caso, debe responder al menos a seis preguntas clave

26.08.2016 | 02:29
Rodríguez, el día de su dimisión como líder del PP de Palma.

Las claves

  • Sexo gratis: Testigos declaran que se benefició de favores sexuales en clubes
    Varios testigos de la investigación identificaron a José María Rodríguez como uno de los invitados a favores sexuales en clubes de alterne. Estos negocios nunca eran sancionados, a pesar de sus incumplimientos.
     
  • Espionaje político: Afirman que utilizaba a policías corruptos para seguir a rivales
    La parte del sumario que ha salido a la luz también detalla que el exlíder del PP de Palma utilizaba a policías corruptos para investigar a rivales políticos del PP, como Mateo Isern, y la oposición. Llegó incluso a contratar a detectives y ordenar pinchazos de teléfonos de estos rivales.
     
  • Afines a la cúpula: Se reunió con investigados para crear una estructura afín al PP
    Rodríguez tuvo varias reuniones con agentes investigados, algunos de ellos ahora en prisión, para crear un organigrama policial afín al PP y así poder seguir controlando la cúpula si perdían las elecciones locales, tal como denunció un comisario ante el juez Penalva y el fiscal Subirán.
     
  • Infiltrados en el GAP: Agentes interinos simpatizantes del PP llenan el grupo especial
    A través de uno de los imputados en la trama, Rodríguez llenó el Grupo de Actuación Preventiva (GAP) de agentes interinos simpatizantes del PP para favorecer sus intereses, tal como declararon otros miembros.
     
  • Control de licencias: Le acusan de influir en decisiones del departamento de Urbanismo
    Un funcionario encarcelado por la trama de corrupción policial acusó a Rodríguez de utilizar su influencia en el área de Urbanismo para favorecer a empresarios afines.

¿Es el artífice en la sombra de la estructura policial corrupta?, ¿se reunió con algunos agentes para crear un organigrama en la Policía afín al PP y favorecer a ciertos empresarios de la noche?, ¿infiltró a agentes interinos en el Grupo de Actuación Preventiva (GAP) con el mismo objetivo?, ¿utilizó dicha estructura policial para perjudicar a sus enemigos políticos, tanto del PP como de la oposición?, ¿controló desde la sombra el departamento que otorga las licencias de actividad y clausura locales?, ¿se benefició de sexo gratuito con prostitutas a cambio de favores a empresarios de la noche? Estas seis preguntas clave y muchas más son las que debe responder el exlíder del PP de Palma, José María Rodríguez, sobre la trama de corrupción en la Policía Local.

Lo hará hoy a partir de las 10 ante el juez Manuel Penalva y el fiscal Miguel Ángel Subirán. No bajará la rampa de los juzgados –solo es utilizada los sábados–, sino que subirá la escalinata de Vía Alemania para declarar en el juzgado de instrucción 12, el que investiga el caso desde hace tres años y cuyo secreto de sumario fue parcialmente levantado el 30 de junio. En él se pone de relieve la implicación de Rodríguez en la mafia policial, que el magistrado califica de "artífice en la sombra" del "organigrama criminal". Su presunta relación con la trama de extorsiones a empresarios de la noche que no se plegaban a los requerimientos de los agentes corruptos provocó la dimisión del expresidente del PP de Palma el pasado 4 de julio.

"Me siento indefenso"

No obstante, el líder conservador mantiene su inocencia y niega cualquier vinculación con los agentes imputados, algunos en prisión. "Nunca he tenido nada que ver con una trama corrupta, nunca jamás", afirmó a través de un comunicado pocos días antes de dimitir. El día de su renuncia reiteró en una rueda de prensa: "Nunca he solicitado o utilizado servicios sexuales y me siento completamente indefenso porque no he podido defenderme de lo que se me acusa".

Hoy sí que podrá hacerlo ante el titular del juzgado número 12, que le investiga por varios delitos y le sitúa en lo más alto de una trama policial y de funcionarios del área de Urbanismo al servicio de "turbias maniobras", como tratos de favor, chivatazos sobre inspecciones y protección a los locales a cambio de mordidas, consumiciones y sexo gratis, así como la persecución de locales que no aceptaban las amenazas de los agentes corruptos.

Los numerosos testigos que han declarado hasta ahora ante el magistrado y el fiscal confirman estas actuaciones, profusamente detalladas en los más de 22.000 folios del secreto de sumario que han salido a la luz. Hoy es el día en que el antaño factótum del PP puede desmentirlo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine