13 de agosto de 2016
13.08.2016

Las contrataciones públicas tendrán requisitos sociales

Cort incluirá cláusulas de este tipo, laborales o medioambientales en las licitaciones para "abrir el abanico a empresas pequeñas y medianas"

13.08.2016 | 02:45

La alcaldesa accidental

  • Jhardi: “Palma ha llegado al límite de saturación turística”: “Este verano ha quedado más claro que nunca que Palma y la isla han llegado al límite” en cuanto a saturación turística, como afirmó ayer Aurora Jhardi, que estos días ejerce de alcaldesa accidental. Cree que “el debate llega tarde, porque ahora ya tenemos que hablar de minimizar los daños, en lugar de pararlos”, afirmó sobre la “huella ecológica” que el actual modelo  turístico está provocando.

    Para Jhardi, la única solución es cambiar el modelo: “Somos una isla turística y nadie está en contra del turismo, aunque sí de uno que perjudica, como el de borrachera. Me gustaría que fuese un turismo de viajeros, que vienen a conocer cómo se vive aquí, qué se come, las tradiciones como el correfoc...” Sin embargo, “el problema es la oferta existente, por lo que es necesario llegar a un equilibrio con el fin de fomentar el turismo responsable”.

Cort incluirá cláusulas sociales en todas aquellas contrataciones públicas que realice. A finales de verano aprobará una instrucción que obligará a que los pliegos de condiciones de las licitaciones establezcan requisitos sociales, medioambientales o laborales. Este "manual" de contratación para los diversos departamentos municipales pretende "abrir el abanico de posibilidades a las empresas pequeñas y medianas", debido a "la necesidad de una mayor justicia social y equidad", tal como afirmó ayer la teniente de alcalde Aurora Jhardi, quien esta semana ejerce de alcaldesa accidental.

Hasta ahora, "han primado siempre las ofertas económicas más bajas frente a la calidad o los aspectos sociales, pero a partir de dicha instrucción, la propuesta económica no es la única que se tendrá en cuenta. Las empresas más sociales serán bonificadas", en palabras de Jhardi sobre el "cambio de paradigma radical en los contratos", ya que solían quedar en manos de las grandes empresas porque tienen mayor capacidad para ofrecer precios reducidos, explicó.

Las cláusulas sociales "servían únicamente para desempatar. Cuando una empresa tenía una plantilla con discapacidad, por ejemplo, era la que ganaba solo si había empate", como detalló. La responsable de Función Pública e Interior de Cort destacó que de este modo obligarán a "que todas las empresas incluyan conductas sociales y acaben reconduciendo sus políticas". Añadió que puede haber excepciones en algunos contratos, pero "serán mínimas, deberán estar bien motivadas y serán decididas por la mesa de contratación", dijo Jhardi sobre el contenido de la instrucción, que está siendo redactada por su área con la ayuda de un especialista.

Contrato reservado

La responsable política avanzó que han aprobado "el primer contrato reservado para centros especiales de ocupación y/o de reinserción, que también tiene una finalidad social". Se trata del servicio que suministra agua a todos los departamentos del Ayuntamiento para el consumo humano, es decir, las conocidas fuentes de plástico repartidas por las diversas dependencias municipales.

Actualmente, está en periodo de información pública y saldrá a licitación en septiembre. Se podrán presentar los centros de este tipo, que se caracterizan por "tener un mínimo del 70% de los trabajadores con dificultades de inserción laboral", entre otras cosas. Jhardi citó algunos centros especiales de ocupación, como por ejemplo Deixalles, Amadip Esment y diversas cooperativas por toda la isla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine