23 de julio de 2016
23.07.2016

Cruce de acusaciones entre Puro Beach y Emaya por el vertido fecal en Cala Estància

La playa de Son Caios, junto al 'beach club', se reabrió al baño ayer mientras ya han comenzado a reparar la tubería que provocó las filtraciones al mar

23.07.2016 | 02:28
Las barreras de seguridad seguían ayer en la playa aunque ya estaba reabierta al baño.

¿Quién es el responsable del vertido de aguas fecales que ayer causó el cierre de la playa de Son Caios, en Cala Estància? La administración pública lo tiene claro y señaló desde el primer momento al club de playa Puro Beach, el establecimiento de Cala Estància situado en primera línea de mar. Emaya explica que los trabajadores del local han asumido en todo momento su responsabilidad y son ellos quienes se están encargado de reparar la tubería que filtró agua sucia al mar.

Sin embargo, el director general de Puro Beach, Matías Mut, apunta a Emaya como la encargada de la canalización. "Entiendo que es una cuestión pública y que debería repararla Emaya. Esa canalización está fuera de nuestro local. Nosotros somos los más interesados en solucionarlo e intentamos arreglarlo de forma temporal sin tener que levantar la calle", declaró Mut.

El beach club de Cala Estància tiene una fosa séptica que acumula las aguas sucias de los baños, según explicó el responsable de Puro Beach. Después una bomba impulsa el agua a la red de alcantarillado de Emaya a través de una tubería que va del club hacia la calle. Ha sido en esa cañería donde se han producido los vertidos fecales que han acabado en el mar. Matías Mut minimizó el problema y aseguró que se trató de "microfiltraciones" y no un vertido masivo.

El miércoles el local detectó el problema. Los análisis del agua marina que realizó el Ayuntamiento de Palma el pasado jueves determinaron que la playa no era apta para el año y el Servicio de Emergencias de Balears informó de su clausura. Desde el Puro Beach negaron que el derrame se produjera al desbordarse la fosa séptica y aseguraron que se vacía "con la asiduidad que corresponde". La playa de Son Caios, junto al club de playa, quedó reabierta al baño ayer por la mañana. No obstante, por la tarde las barreras y el precinto de seguridad todavía estaban sobre la arena.

Toda la información recabada por Emaya sobre el vertido será trasladada a la Demarcación de Costas en Balears para que abra, si lo cree conveniente, un expediente sancionador contra el Puro Beach por la supuesta comisión de una falta grave contra el medio ambiente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine