22 de julio de 2016
22.07.2016

Un nuevo carril bici unirá Son Dameto, Son Espanyolet y Santa Catalina

Las obras se ejecutarán durante el verano y enlazarán las avenidas de Picasso y de Argentina

22.07.2016 | 01:41
Una parte del carril bici irá por la calle de la Dragonera.

El Eixample de Palma tendrá un nuevo carril bici a principios de septiembre, cuando se prevé que ya esté listo el nuevo recorrido que unirá las barriadas de Son Dameto, Son Dureta, Son Espanyolet, Santa Catalina y el Camp d'en Serralta con el resto de la red ciclista.

Se trata de un nuevo tramo de 2,4 kilómetros de recorrido que enlazará las avenidas de Picasso y de Argentina a través de una combinación de calles principales y secundarias.

El trazado diseñado para el nuevo carril bici será diferente si se circula hacia el centro de Palma o bien hacia la parte alta de la ciudad.

Para ir de la avenida de Argentina a la de Picasso, el recorrido comenzará en la calle de la Indústria hasta la plaza de los molinos. Se desviará por la calle de Borguny, que se peatonalizará por completo. Luego discurrirá por las ciclocalles de Cotoner, Murillo, un pequeño tramo de Joan Crespí, Heredero, Calafat, Alguer y Porto. Allí enlazará con el carril bici de las calles de Barrera y Dragonera.

Se trata de un recorrido más complicado al de ir directamente por la calles de la Indústria, Llibertat y Dragonera, que era la fórmula contemplada en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) que aprobó el PP en el pasado mandato. Según el concejal de Movilidad, Joan Ferrer (PSOE), esa opción hubiese implicado quitar más plazas de aparcamiento y que las bicis hubiesen tenido que circular por calles con mayor pendiente.

En dirección al centro de Palma, el primer tramo será compartido en la parte alta de Dragonera. Las bicis podrán bajar por Barrera y Villalonga, que serán ciclocalles, para volver al trazado común por Borguny, Comte de Barcelona e Indústria. Allí se conectará con la red ciclista del la avenida de Argentina y el paseo de Mallorca.

Aceras más anchas

Las obras costarán 65.000 euros. Comenzarán el próximo 25 de junio y se alargarán hasta principios de septiembre. No se prevén cortes de tráfico durante los trabajos. En la calle de la Dragonera aprovecharán las obras para ensanchar un lado de la acera, que pasará de dos a cinco metros. Esos tres metros adicionales no implicarán la pérdida de carriles de circulación (serán más estrechos) y permitirán colocar allí un carril bici y una franja para plantar árboles.

Además de estos trabajos, durante las mismas fechas también se renovarán varios tramos de acera en las calles de Murillo, Antich y Caro. Estas obras supondrán una inversión de 25.000 euros.

Con esta incorporación, la red de carriles bici de Palma alcanzará los 78,4 kilómetros. Tras finalizar estas obras, Ferrer anunció que el próximo trazado para ciclistas que se construirá será en Son Gotleu para unir la plaza de Miquel Dolç con los colegios de la zona, aunque todavía no tiene una fecha prevista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine