08 de julio de 2016
08.07.2016
Sanciones

Cort triplicará las multas por dejar trastos en la calle fuera del horario

El Ayuntamiento modificará la actual ordenanza de limpieza y prevé que esté en vigor a finales de año

08.07.2016 | 01:57
La semana pasada se incorporaron tres camiones al servicio de recogida de trastos como el de la imagen.

Las cifra

  • 100-900 €: Incremento de las sanciones
    Dejar un trasto en la calle fuera de horario o de día se considerará como falta leve, lo que puede suponer la imposición de una multa de entre 100 y 900 euros en lugar de los 30 y 300 euros estipulados en la ordenanza actual.

    75%: Trastos que se recogen bien
    Con el nuevo sistema de recogida de trastos, el 75% de voluminosos se depositan en la calle en el horario estipulado y el día que toca según la barriada, mientras que con el anterior sistema la eficiencia solo era del 35%.

    8 educadores: Medidas para mejorar el sistema
    Entre las medas para mejorar el sistema se incluyen 3 vehículos de recogida a gas, la contratación de 8 educadores medioambientales y la realización de campañas de concienciación y educación.

El Ayuntamiento de Palma triplicará la cuantía de las multas que se impondrán a los ciudadanos infractores por dejar trastos en la calle fuera del horario o del día previsto en su respectiva barriada.

La teniente de alcalde de Ecología y presidenta de Emaya, Neus Truyol, anunció ayer que el equipo de gobierno modificará la ordenanza actual de limpieza con el fin de adaptarla a la normativa europea, lo que implicará, entre otras cosas, el incremento de la cuantía de las sanciones para los incumplidores.

No se trata de una medida que se pueda implantar inmediatamente, aunque se prevé que esté aprobada definitivamente antes de que finalice el presente año.

De esta forma, las faltas leves, cuya cuantía en la ordenanza actual va de entre 30 y 300 euros, pasará a ser de entre 100 y 900 euros. Las graves, que ahora son de entre 300 y 900 euros, serán de entre 900 y 45.000 euros y las muy graves, que actualmente están entre los 900 y 1.800 euros pasarán a ser de 45.000 a 1.750.000 euros.

Según Truyol, dejar un trasto en la calle fuera de horario o del día estipulado será considerado, como ahora, como falta leve, por lo que, como mínimo, se le impondrá una sanción de 100 euros en lugar de los 30 actuales. Esta cantidad se va modulando en función de la gravedad del hecho, por lo que, por ejemplo, si el trasto abandonado contiene un residuo peligroso, como los televisores antiguos o una nevera se considerará como un agravante, por lo que la cuantía podrá ser la máxima de entre las faltas leves (900 euros en lugar de los 300 actuales).

También se considerará falta leve con agravante dejar los trastos obstruyendo el paso en la acera o depositar objetos cortantes como cristales rotos. Si de depositan directamente objetos o materiales peligrosos se considerará una falta grave y la cuantía de la multa podrá ser de entre 900 y 45.000 euros.

En los casos de reincidencia se podrá considerar que la conducta constituye una falta muy grave, por lo que se podrán imponer sanciones de entre 45.000 y 1.750.000 euros. Truyol hizo un balance de los siete meses de aplicación de la nueva recogida de trastos afirmando que se trata de un sistema más eficiente.

Afirmó que con el sistema anterior solo se recogía el 35% de los trastos en los domicilios, mientras que el 65% se depositaban ilegalmente en la calle. Con el procedimiento actual se ha dado un vuelco a esta situación de tal forma que ahora el 75% de los voluminosos son recogidos el día que toca en la barriada y solo se da un 25% de incumplidores. De esta forma, se ha pasado de un 65% de incumplidores al 25% actual. Asimismo, se ha detectado que con el nuevo sistema se han recogido más toneladas de trastos que en los meses anteriores. El incremento oscila entre un 5% inicial al 20% del pasado mes de junio.

Para demostrar que ahora en realidad hay menos trastos en la calle que antes, la teniente de alcalde se refirió a las toneladas de voluminosos recogidas en la calle –incumpliendo el sistema anterior– en años anteriores. En 2014 se recogieron 235 toneladas mientras que en estos momentos fuera de horario se han recogido entre 71 y 108 toneladas al mes.

Por ello la teniente de alcalde afirmó que el sistema actual "es más eficiente y posibilita que haya menos trastos en la calle que antes, aunque son más visibles".

En lo que llevamos de año se han impuesto 141 sanciones, el 30% a empresas, de las que 98 ya se han tramitado.

Entre las mejoras del servicioseñaló la incorporación de tres nuevos camiones a gas, la intensificación de los "repasos", la realización de campañas de sensibilización y la incorporación de 8 educadores medioambientales. También se incorporará al servicio un vehículo satélite que evitará traslados a Son Reus cuando los camiones de recogida estén llenos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine