07 de julio de 2016
07.07.2016
Emaya

Un tercio del suministro de agua a Palma procede del mar

Los embalses de Cúber y Gorg Blau se encuentran en el 44% de su capacidad cuando en junio del año pasado estaban al 76%

07.07.2016 | 01:13
Imagen del embalse del Gorg Blau, que está al 48%.

Uno de cada tres litros de agua que los ciudadanos de Palma consumieron el pasado mes de mayo procedía del mar. La Empresa Municipal d'Aigües i Clavegueram (Emaya) adquirió al Govern 1 millón de metros cúbicos de líquido procedente de la desaladora de la bahía Palma con el fin de garantizar el suministro.

Los embalses de Cúber y Gorg Blau se encuentran en estos momentos al 44% de su capacidad, mientras que el año pasado estaban al 76%. Según la presidenta de esta empresa municipal, Neus Truyol, en estos momentos está en condiciones de garantizar el suministro de líquido de calidad puesto que se prevé seguir adquiriendo agua desalada a razón de un hectómetro cúbico mensual.

De esta forma, se podrá seguir utilizando agua de los embalses, hasta alcanzar el 30% de su capacidad, algo que se hace habitualmente durante los meses de verano. De cara al otoño se mantendrá la adquisición de agua desalada con el fin de dejar descansar los acuíferos subterráneos, en especial s'Estremera.

Según los datos proporcionados por Emaya el pasado mes de mayo se obtuvieron para el suministro de agua a la ciudad un total de 3,1 hectómetros cúbicos, lo que representa un incremento de algo más del 1% en relación a mayo del año pasado cuando se suministraron 3 hectómetros cúbicos.

El 33% del líquido (1 hectómetro cúbico) procedió de la desaladora de agua de mar, 895.728 metros cúbicos (un 28%) de la potabilizadora de agua salobre, un 13% de los acuíferos subterráneos de la zona de Marratxí, un 20% de los acuíferos de al zona norte, entre los que se encuentra s'Estremera, un 5% de las fuentes de la Vila y de Mestre Pere y solo un 1% de los embalses de la Serra.

En mayo de 2015 la situación de suministro era radicalmente distinta puesto que más de la mitad del agua necesaria se obtenía de los acuíferos de la zona norte, el 21% de los embalses y el 17% de las fuentes el 5% de los pozos del Pla. No se utilizaba líquido procedente ni de la potabilizadora de agua salobre ni de la desaladora de agua de mar, pese a que Emaya pagaba 3 millones al año para el mantenimiento de la planta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine