07 de julio de 2016
07.07.2016
Urbanismo

El Consell espera que la Justicia "recapacite" y proteja ses Fontanelles

El Ejecutivo insular recurre la decisión del TS y solicita que no se puedan instalar grandes superficies comerciales en Platja de Palma para no provocar un "efecto llamada"

07.07.2016 | 01:13
Las obras de urbanización de ses Fontanelles todavía no han concluido.

El Consell de Mallorca discrepa de la decisión judicial que permite instalar grandes superficies comerciales en la Platja de Palma. El Ejecutivo insular ha presentado un recurso de reposición para que el Tribunal Superior de Justicia de Balears (TSJB) "recapacite" y mantenga la suspensión para crear centros comerciales en cualquier punto de Mallorca. Si el tribunal autonómico anulara su decisión, obstaculizaría de nuevo el proyecto del centro comercial Palma Springs en los terrenos del humedal de ses Fontanelles.

Mediante un auto que se hizo público la semana pasada, el TSJB suspendió la aplicación de la Norma Territorial Cautelar en el ámbito de la Platja de Palma. El efecto práctico de esta decisión judicial es que ahora mismo en Mallorca solo se permite construir grandes superficiales comerciales desde Can Pastilla hasta Son Verí Nou, ya que en el resto de la isla sigue vigente la moratoria. "Esperamos que el juez se lea nuestro recurso y recapacite", aseguró la consellera insular de Territorio, Mercedes Garrido (PSOE).

El recurso de reposición –presentado a principios de esta semana– se basa en los mismos argumentos que el Consell ya presentó ante el TSJB, por lo que el propio Ejecutivo insular es consciente de las posibilidades de que su petición prospere no son muy elevadas.

El Consell asegura que la promotora del centro comercial de ses Fontanelles ha expuesto datos falsos al juez en sus argumentos económicos. "No es cierto que pudieran abrir en febrero del año que viene", aseveró Garrido, porque todavía les quedan muchos trámites administrativos por cumplir: la acometida eléctrica (que debe atravesar la autopista y una zona rural, por lo que requiere la declaración de interés general del Consell y un estudio de impacto ambiental del Govern); la finalización de las obras de urbanización y su recepción por parte de Cort; la obtención de la licencia de gran superficie comercial que otorga el Govern y, finalmente, la licencia de obras por parte del Ayuntamiento de Palma.

El auto judicial recuerda que en la Platja de Palma ha habido cuatro moratorias en la última década contra las grandes superficies. Garrido también rebate este argumento, porque a la promotora de ses Fontanelles solo le ha afectado la última suspensión de licencias.

"Unibail Rodamco compró los terrenos de ses Fontanelles en febrero de 2014 conociendo la litigiosidad sobre la parcela. Y la promotora lo agravó cuando quiso modificar el proyecto de urbanización y el de edificación. Son ellos solos quienes asumieron el riesgo", afirmó Garrido. A su entender, "no puede ser que por una demanda escondiendo información la presión comercial se traslade a las espaldas de todos los mallorquines".

En la misma línea que el conseller insular del PP Mauricio Rovira, Garrido vaticinó un posible "efecto llamada" de grandes superficies hacia la Platja de Palma, porque será el único lugar donde se puedan construir. "Tendrá un efecto especulativo y se disparará el valor del suelo", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine