05 de julio de 2016
05.07.2016
Movilidad

Cort restringirá a partir del próximo martes el acceso al centro por Antoni Maura

A partir del día 15 solo podrán aparcar en las plazas de Sant Francesc y Quadrado los residentes en sa Calatrava, la Catedral, Santa Eulàlia y Sant Bartomeu

05.07.2016 | 02:03
En siete días estará prohibido para los no residentes el giro desde la autopista a Antoni Maura.

Los datos

  • Restricción: A partir del próximo martes no se podrá acceder por Antoni Maura
    A partir del próximo martes no se podrá acceder al centro de la ciudad desde la autopista del aeropuerto por Antoni Maura excepto los residentes y los servicios autorizados (taxis, transporte público y servicio de mercancías, entre otros). Los no autorizados deberán entrar por Avinguda Argentina, paseo Mallorca y Jaume III.
     
  • Videovigilancia: Las cámaras comenzarán a funcionar a partir del día 15
    Las cámaras de videovigilancia de los Acires de la Calatrava, la Catedral, Santa Eulàlia y su ampliación comenzarán a funcionar el día 15.

Sin prisa, pero sin pausa. A partir del próximo martes, día 12, el departamento de Movilidad del Ayuntamiento de Palma va a comenzar a aplicar la medida número 32 contemplada en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) aprobado en 2014. A partir de este día solo van a poder acceder al centro de la ciudad a través de la Avinguda Antoni Maura los residentes en los Acires situados en el Casco Histórico excepto los del Banc de s´Oli y la Missió.
Con esta medida se pretende que parte de los 4.500 vehículos que diariamente acceden al centro histórico por Antoni Maura se reduzcan considerablemente. Según el concejal de Movilidad, Joan Ferrer, no se prevé que se produzcan problemas en la Avinguda d´Argentina porque se confía en que el tráfico de acceso al centro de la ciudad o bien se redistribuya o que buena parte de los conductores dejen su vehículo en algún estacionamiento del arco de las Avenidas.
A partir del próximo 15 de julio se instalarán las cámaras de videovigilancia en los accesos de los Acires de sa Calatrava, la Catedral, Santa Eulàlia y su ampliación. El día 1 de agosto comenzarán a funcionar las cámaras en los Acires del Banc de l´Oli y Sant Jordi, el 1 de octubre en la ampliación del Acire de Constitució y el 15 de octubre en las calles que se van a señalizar como exclusivas para residentes en la Missió. Con el fin de que los vecinos y residentes dispongan de más plazas para estacionar, se ha decidido que puedan hacerlo en las de Sant Francesc y Quadrado. En este caso solo se permitirá estacionar a los residentes de los Acires de sa Calatrava, la Catedral, Santa Eulàlia y su ampliación y Sant Bartomeu. Los residentes del resto de Acires situados en el Centro Histórico de la ciudad no podrán estacionar en estas dos plazas.
Asimismo, la nueva zona de estacionamiento restringido (ZAR) del eje comprendido entre la calle Conqueridor hasta Socors entrará en funcionamiento a partir del 6 de septiembre. En este eje la velocidad máxima de los vehículos será de 20 kilómetros por hora en lugar de los 30 actuales.
La plaza de Cort y en las calles en las que no haya aceras la prioridad de circulación será para los peatones y se señalizará como área residencial.
El Acire actual de Santa Eulàlia crecerá hasta incluir sa Gerreria. Esta ampliación entrará en vigor a partir de septiembre.
Se procederá a crear el Acire de la Missió también a partir del mes de septiembre, que abarcará las calles situadas entre Sant Miquel, Reina Esclaramunda, Font i Monteros, Cardenal Pou y la Rambla.
Cuando empiece el nuevo curso escolar los padres de los alumnos hasta sexto de Primaria de los centros situados en las zonas Acire, como el de Sant Francesc, podrán circular para dejar a sus hijos y recogerlos, aunque deberán disponer de una autorización expresa que deberán solicitar a través del colegio.
Al principio de la calle Riera, situada al final de la Rambla en dirección a la calle Unió, se colocará también una cámara de videovigilancia, tal como se señala también en la medida 32 del Plan de Movilidad Urbana Sostenible. Cabe recordar que este acceso está prohibido desde 1985.
Los únicos vehículos que podían circular, además de los taxis y los de transporte público, eran los de los residentes en los Acires de Sant Jaume y el Mercat, una situación que se va a mantener.
Con el fin de informar a la población, Movilidad repartirá 9.300 cartas a los ciudadanos que residan en los Acires del centro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine