30 de junio de 2016
30.06.2016

La Fiscalía cree que Garau pudo prevaricar al anular multas de Emaya

La presidencia de la empresa, la gerencia y algunos jefes de área paralizaban actas de inspección medioambiental

30.06.2016 | 01:13
Truyol con el archivador con los expedientes paralizados.

La Fiscalía cree que el expresidente de Emaya, Adreu Garau, el exgerente y algunos jefes de área, entre los que se cita al antiguo responsable de operaciones Alonso Gallardo, pudieron prevaricar al ordenar la paralización de expedientes de infracción impuestos por los controladores medioambientales. Por ello, el Ministerio Fiscal ha remitido toda la documentación relacionada con esta cuestión al juzgado de instrucción con el fin de que inicie diligencias.

Por su parte, la teniente de alcalde de Ecología y Bienestar Animal, Neus Truyol, manifestó que la semana pasada fue citada por el juzgado para asistir al acto de conciliación relacionado con la denuncia por presuntas injurias y calumnias interpuesta contra su persona por el expresidente de Emaya.

Truyol no aceptó la conciliación y se reafirmó en lo manifestado en el pleno del pasado 18 de mayo en el sentido de que la anterior dirección de la empresa paralizó "un centenar" de expedientes a otros tantos infractores de la ordenanza de limpieza.

Según Truyol, las multas propuestas por los controladores fueron archivadas en una carpeta y no se tramitaron a petición del anterior presidente de Emaya, Andreu Garau, y del antiguo director de operaciones, Alonso Gallardo, entre otros, de quienes dependían estos empleados.

Estas declaraciones levantaron un considerable revuelo entre los concejales del PP, quienes exigieron que la documentación se remitiera a la fiscalía, lo que se hizo por parte de Emaya al día siguiente.

En ella se indica que el 14 de abril se encontró un archivador en el servicio de inspección medioambiental con el título "actas anuladas", que contenía unas 90 denuncias realizadas entre 2010 y 2015. En cada una de ellas aparecía la inscripción "nula" o "anulada".

Como consecuencia se abrió una investigación interna en el transcurso de la cual se encontró una segunda carpeta que contenía "actas expresamente paralizadas por presidencia". Paralelamente, el técnico medioambiental, el pasado 11 de mayo, encontró en el antiguo despacho de los controladores otras 15 actas anuladas. El expresidente Andreu Garau negó conocer los hechos e interpuso una querella por injurias y calumnias si no se le daban públicamente disculpas por parte de Neus Truyol.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine