20 de junio de 2016
20.06.2016

Más de 60 personas esperan hora para reunirse con el alcalde Hila

La lista para charlar con el máximo responsable del Ayuntamiento de Palma acumula cinco meses de espera - 250 vecinos y 220 entidades se han citado con él durante el primer año de mandato - Alcaldía realiza un seguimiento de todas las peticiones

20.06.2016 | 02:45
José Hila en el despacho de alcaldía de Cort, donde recibe a los ciudadanos que piden una audiencia con él.

Uno de los cambios que introdujo el nuevo equipo de gobierno de Cort en 2015 fue crear un protocolo para que cualquier persona se pudiera reunir con el alcalde de Palma. Un año después, el socialista José Hila lleva casi 500 reuniones a sus espaldas. La lista de espera para reunirse con el máximo responsable político de Cort se ha ido reduciendo en los últimos meses, pero todavía quedan 60 personas que han solicitado hora para departir con el munícipe de la ciudad.

A finales de julio de 2015, un mes después de llegar al gobierno municipal, Hila mantuvo la primera reunión con una ciudadana que le explicó un problema que tenía con la administración local. En esos cinco primeros meses de mandato el alcalde celebró 137 reuniones con la ciudadanía y 121 con entidades. En lo que llevamos de 2016 ha mantenido el ritmo y lleva 117 encuentros con residentes y otros 97 con asociaciones. Los datos comprenden todas las reuniones hasta el 31 de mayo.

Actualmente el departamento de alcaldía está dando cita a los vecinos que solicitaron en enero un encuentro con Hila. Nada que ver con los pequeños municipios, donde charlar con el alcalde es tan fácil como llamar a su despacho o abordarle en el bar de la plaza.

El socialista asegura que se ha "abierto las puertas de Cort a todo el mundo que quiere venir a charlar con el alcalde o con cualquier regidor". "Recibimos a todas las entidades independientemente de su color político o ideología", agrega Hila.

Los encuentros duran unos veinte minutos como mínimo, variables en función de la complejidad del problema que se exponga. Por ejemplo, hace unas semanas la audiencia a los vecinos de sa Llotja se alargó hasta la hora y media debido a la intensidad del debate.

Las reuniones se celebran principalmente los martes, aunque también aprovechan otros huecos en la agenda para reducir la lista de cinco meses de espera, que en febrero alcanzó su pico máximo (113 ciudadanos pendientes de reunión) y ahora se ha rebajado a la mitad. Para solicitar hora, se puede llamar al 971 225 921o enviar un correo electrónico a batlia@palma.es.

Después de la visita, el personal del departamento de alcaldía se encarga de hacer un seguimiento de cada caso. Se registran todas las visitas y la información se remite a cada regiduría. Las áreas del Ayuntamiento deben informar de la evolución del caso y qué han hecho para resolver las peticiones. En caso de que no actúen, alcaldía les insiste para que se pongan manos a la obra.

Los temas más recurrentes en las reuniones ciudadanas son el incumplimiento de ordenanzas, la movilidad y la falta de Policía Local. La mala limpieza de la ciudad también está en el top 10 de las preocupaciones vecinales.

El PP se apunta a la idea

La líder de la oposición municipal, Marga Durán (PP), también se ha querido sumar a las audiencias ciudadanas. El pasado martes publicó en su cuenta de Twitter el número de teléfono para contactar directamente con ella (971 225 917) y aseguró estar "dispuesta" a dejar que los residentes conozcan "personalmente al político que hay detrás de la imagen".

Tanto el equipo de gobierno (PSOE, Més y Som Palma) como los partidos de la oposición (PP y Ciudadanos) realizan con frecuencia visitas a los barrios en compañía de las asociaciones vecinales para informarse a pie de calle de cómo mejorar la zona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine