15 de junio de 2016
15.06.2016

Los dos últimos exjefes, suspendidos de empleo y sueldo

14.06.2016 | 21:21

La Policía Local de Palma dispondrá de un nuevo jefe definitivo en apenas un mes, poniendo así fin a la situación de interinidad por la que está pasando desde el inicio del actual mandato la jefatura del Cuerpo debido a distintas investigaciones por presunta corrupción. Tres candidatos aspiran a ostentar la jefatura y han presentado sus ofertas directamente antes de las 24 horas del pasado lunes. No obstante, la concejala de Seguridad Ciudadana, Angélica Pastor, espera que en los próximos "cuatro o cinco días" lleguen más propuestas presentadas en tiempo y forma para participar en el concurso convocado el pasado día 4 de junio.

Entre los aspirantes se encuentra el comisario Joan Mut, quien ha ostentado en varias ocasiones la jefatura del cuerpo y que en estos momentos se encuentra en situación de suspensión de empleo y sueldo, además de enfrentarse a un expediente disciplinario.

El también comisario Antoni Morey, que se encuentra en la misma situación que Mut, no ha presentado ninguna solicitud al menos de forma directa, pero lo podría haber hecho por correo, en la delegación de Gobierno o en cualquier cuartel de la Guardia Civil. De todas formas, tal como afirma Pastor, ni Mut ni Morey tienen ninguna posibilidad de ser escogidos para ostentar de forma definitiva la jefatura del Cuerpo, puesto que el nombramiento es de libre designación entre las personas que se hayan presentado y que cumplan los requisitos de la convocatoria.

Uno de la península

Según ha podido saber este periódico, uno de los dos aspirantes restantes procede de Balears, mientras que el otro es de la península. Uno de ellos, además, es Policía Local, por lo que debe ser, como mínimo, comisario o intendente de este Cuerpo, mientras que el otro procede de otros cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, como puede ser la Guardia Civil, la Policía Nacional o de alguna policía autonómica.

En cualquier caso, los aspirantes tienen que ser funcionarios de carrera en activo y deben estar incluidos en el máximo nivel funcionarial (A1), según se señala en la convocatoria del concurso y en el decreto de equivalencias aprobado por el Govern en diciembre del año pasado.

De esta forma, los aspirantes que procedan de la Policía Local tienen que ser necesariamente comisarios o intendentes, mientras que si proceden de otros cuerpos pueden presentarse candidatos de la Policía Nacional a partir de inspectores, tenientes de la Guardia Civil y del Ejército y alféreces de navío. Según la concejala Angélica Pastor, una vez finalizado el plazo de presentación de candidatos, esperarán cuatro o cinco días con el fin de averiguar si llega alguna otra propuesta que se haya presentado en tiempo y forma antes de proceder a estudiar si los aspirantes cumplen los requisitos del concurso.

Posteriormente, se va a abrir un período de varios días para que los candidatos que hayan sido excluidos puedan presentar alegaciones y posteriormente se va a proceder al nombramiento por parte del alcalde del jefe definitivo por el procedimiento de libre designación en comisión de servicios.

Lo anterior significa que el nombramiento puede ser revocado en cualquier momento por parte del alcalde de turno y proceder a la designación de un nuevo jefe, también por el procedimiento de libre designación, entre los funcionarios de carrera de la máxima graduación.

La concejala Pastor expresó su satisfacción por los currículos de las personas de fuera del Cuerpo presentadas, de los que afirmó que "son bastante buenos", algo de lo que manifestó sentirse "gratamente sorprendida".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine