03 de junio de 2016
03.06.2016

Emaya pretende duplicar el reciclaje en el centro de Palma en ocho años

La compañía quiere que la recogida selectiva aumente del 20% al 45% con el nuevo sistema de basuras que instalarán en otoño - El proceso para comprar los nuevos camiones y contenedores, que costarán un máximo de 2,1 millones, comenzará en una semana

03.06.2016 | 02:45
Emaya pretende duplicar el reciclaje en el centro de Palma en ocho años

Las cifras

  • 2,1 millones: Precio máximo de la licitación
    El concurso que abrirá Emaya para comprar los nuevos camiones y contenedores costará como máximo 2,1 millones de euros a las arcas públicas, una cantidad que podría rebajarse si se presenta una oferta mejor.
     
  • 20 camiones: Compran vehículos y contenedores
    La recogida selectiva móvil se realizará con 18 camiones y 65 grupos de contenedores. Emaya comprará 20 vehículos y 80 depósitos de basuras en previsión de que pueda haber alguna avería o rotura de la maquinaria suministrada.
     
  • 45% Expectativa de que reciclen más
    La información de que dispone Emaya señala que los vecinos del centro de Palma reciclan actualmente el 20% de los residuos que generan, una cifra baja porque en muchas zonas no hay contenedores de reciclaje. Con el nuevo sistema esperan incrementar la recogida selectiva hasta el 45% de los residuos dentro de ocho años.

La dirección de la empresa municipal Emaya se ha marcado como objetivo aumentar el reciclaje en la ciudad y espera que el primer paso sea el nuevo sistema de recogida de basuras que se instalará en el centro de Palma. La recogida selectiva móvil –el método que sustituirá a la fallida recogida neumática– tendrá un objetivo osado: duplicar el reciclaje de basura en el casco histórico de la ciudad en un plazo de ocho años. Así lo aseguró ayer la presidenta de Emaya y regidora de Ecología de Cort, Neus Truyol (Més), de acuerdo a los cálculos de un informe interno. El documento recuerda que actualmente los 13.000 residentes en el centro de Palma reciclan alrededor del 20% de sus desechos. La meta es aumentar la cifra hasta el 45% para el año 2024.

Antes de que entre en funcionamiento la nueva recogida selectiva móvil en el centro de Palma, Emaya debe comprar nuevos equipamientos. El concurso público para adquirir contenedores y camiones comenzará la semana que viene. El coste máximo de la nueva maquinaria será de 2,1 millones de euros, aunque podrá verse rebajado si la empresa ganadora mejora la oferta. El contrato incluirá 20 vehículos eléctricos, 80 semirremolques que transportarán los contenedores y varias compactadoras y camiones especiales para trasladar la basura.

El sistema de recogida selectiva móvil que comenzará a funcionar en otoño en el centro de Palma implicará que no habrá contenedores de basura en las calles durante todo el día. Los depósitos se colocarán a última hora de la tarde y se retirarán cada noche de acuerdo a un calendario preestablecido. No todos los días se podrán tirar todos los tipos de basura: los residuos orgánicos, los envases y el papel se recogerán cuatro veces por semana; el rechazo y cristal se podrán lanzar los tres días restantes.

Tanto la colocación como la recogida de los contenedores se realizará con vehículos eléctricos para evitar ruidos. Otra diferencia del nuevo sistema de recolección de basura es que no se vaciarán los contenedores en la calle, sino que se transportarán a unas centrales de recogida que habrá en diferentes puntos de la ciudad. Allí compactarán la basura antes de transportarla al vertedero de Son Reus.

La recogida selectiva móvil se complementará con la recogida puerta a puerta de la basura en los comercios, algo que hasta ahora solo se realizaba con el cartón.

La implantación del sistema que sustituirá la recogida neumática se decidió mediante un proceso de participación que duró unos cinco meses y se escogió la fórmula que se adaptaba mejor a las necesidades del vecindario y los comercios.

El sistema se aplicará en la mayoría del centro de Palma, especialmente en las zonas de calles estrechas. Esa área incluye los barrios del Puig de Sant Pere, la Llotja-el Born, Sant Jaume, Sant Nicolau, Cort, la Seu, Monti-sion, la Calatrava y una parte del barrio del Sindicat.

De forma transitoria, durante los primeros meses se mantendrán algunos contenedores fijos en las calles más anchas de esos barrios para los vecinos que no puedan lanzar la basura en horario nocturno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine