17 de mayo de 2016
17.05.2016

Una primera línea de especial intervención

En cuestión de días la Policía Local sancionará la práctica del botellón con multas de entre 1.500 y 3.000 euros

17.05.2016 | 01:40
Un grupo de turistas practicaban ayer una gincana alcohólica en la playa.

En cuestión de días toda la primera línea de la Platja de Palma será declarada como zona de especial intervención a efectos de la aplicación de la ordenanza denominada contra el botellón, lo que permitirá que la Policía Local imponga sanciones de entre 1.500 y 3.000 euros a los grupos que beban alcohol en la calle en lugar de las multas de 100 y 750 euros que se imponen en el resto de la ciudad.

El alcalde, José Hila, explicó ayer en el acto de presentación del refuerzo veraniego de recogida de basuras y limpieza viaria, que la efectividad de la declaración está pendiente de la colocación de los carteles que anuncian que la zona ha sido declarada de especial intervención. Se trata de unos carteles que ya están hechos y solo falta su colocación, algo que ocurrirá, según la primera autoridad municipal "en los próximos días".

Además de la primera línea de la zona turística también serán zonas de especial intervención Can Pastilla, es Jonquet, el Paseo Marítimo, Son Armadams y la plaza Gomila. La denominada ordenanza contra el botellón o del uso cívico de los espacios públicos, que fue aprobada y aplicada por el gobierno municipal de Aina Calvo, volvió a activarse hace aproximadamente dos meses tras la anulación judicial de la ordenanza cívica.

Mientras el alcalde realizaba estas declaraciones, a escasos metros en la playa se podía observar la presencia de vendedores ambulantes y grupos de turistas que participaban en una fiesta gincana alcohólica. Se trata de un juego de playa consistente en que los participantes cada vez que pierden deben beberse una cerveza.

El alcalde reiteró su firme disposición a no permitir y perseguir el turismo etílico, aunque explicó que, para ello, se necesita un tiempo ya que "las cosas no van a cambiar de un día para otro", además de los medios de vigilancia que ponga el Ayuntamiento también es necesaria la colaboración de los hoteleros.

Asimismo, reiteró la solicitud realizada a la delegada del Gobierno, Teresa Palmer, para que refuerce de cara el verano la presencia en la zona de la Policía Nacional. "Nosotros hemos duplicado el número de agentes de la Policía Local, y espero que la Policía Nacional haga lo propio, aunque aún no he obtenido respuesta", afirmó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine