Sanciones

Las multas bajaron un 32% con el gobierno del PP tras eliminar policías de tráfico

Los 'populares' redujeron a la mitad la patrulla motorizada y los agentes multaron dos tercios menos que en el mandato de Aina Calvo - Las sanciones impuestas por los controladores de la ORA o el radar se mantuvieron iguales que en años anteriores

01.05.2016 | 02:45
Las multas bajaron un 32% con el gobierno del PP tras eliminar policías de tráfico

El número de multas de tráfico se redujo casi un tercio bajo el gobierno municipal del PP que lideraba Mateo Isern. El Ayuntamiento de Palma ha hecho pública esta estadística después de que una aseguradora afirmara que Ciutat es la tercera capital de España con más multas de tráfico. Ese estudio se basaba en una encuesta entre sus clientes. Sin embargo, los registros oficiales afirman que en los últimos cuatro años la imposición de multas ha bajado un 32% debido, sobre todo, a la menor presencia policial en las calles de la ciudad.

En 2008 y en 2011 –época en la que era alcaldesa Aina Calvo (PSOE)– se sancionaron 245.000 conductas irregulares al volante. En cambio, en 2014 y 2015 la estadística bajo a un mínimo sin precedentes en los últimos años: 167.000 infracciones castigadas con multa.

Esos datos globales suman las sanciones que han notificado los agentes de policía, los controladores de la ORA o los radares, entre otros. Si se analizan los datos por separado, se observa que los motivos del descenso de las multas son dos: muchos menos ilícitos denunciados por los agentes de policía y casi ninguna multa efectuada por el Multacar.

Los agentes de la Policía Local impusieron casi 94.000 multas en todo el año 2008. La cifra se redujo a un mínimo sin precedentes en 2012, durante el primer año completo del mandato de Mateo Isern (PP). Entonces los policías municipales sancionaron a casi 27.000 conductores. En 2015 los datos de infracciones fueron ligeramente al alza, con 36.000 multas impuestas el año pasado.

El caso del Multacar es todavía más llamativo. Se trata de un coche con cámaras de fotografía en el techo que vigila infracciones como aparcar en doble fila o estacionar de forma equivocada. Fue un gran avance tecnológico para controlar las calles, que incluso permite detectar coches robados. El vehículo se estrenó en 2009. En 2011 fue el año en que impuso más sanciones: más de 29.000. Al cabo de dos años lo guardaron en el garaje y, según las estadísticas oficiales de Cort, solo impuso 471 multas en todo 2013. La tendencia se mantuvo en 2014 y 2015, cuando el Multacar sancionó 690 y 840 infracciones, respectivamente.

"Es un reflejo de la política que se mantuvo durante cuatro años de destinar efectivos policiales a otra cuestión que no era el cumplimiento de las ordenanzas, como la de circulación. El descenso de las multas no se debe a que la ciudadanía de Palma haya descubierto de forma milagrosa el civismo en la calzada. Si se observan los datos de multas impuestas por los controladores de la ORA, se mantienen las mismas cifras. El personal de la ORA fue el mismo, porque viene de una contrata externa", afirma el regidor de Movilidad de Cort, Joan Ferrer (PSOE).

Además de poner multas relacionadas con la zona azul, el personal de la ORA puede sancionar otras infracciones de movilidad, como los vehículos en doble fila o los aparcados delante de un vado o en un paso de peatones. Si en 2008 los policías locales multaron casi 94.000 veces, los controladores de la ORA repartieron 66.000 boletines de denuncia. En poco tiempo la tendencia se invirtió. El personal de la ORA fue aumentando su cifra total de sanciones hasta alcanzar un pico en 2012 de 115.000 infracciones castigadas, frente a las 27.000 de los policías. Ese fue el año en el que los policías de tráfico impusieron menos multas. A diferencia de la Policía Local, la ORA es un servicio externalizado y el personal es privado.

Recuperar la policía de tráfico

"Con la reestructuración del anterior equipo de gobierno [del PP], se quitaron agentes del servicio operativo. Estamos intentando que vuelva la policía a la calle y controle las infracciones de tráfico, que es una competencia exclusiva de la Policía Local. En la unidad motorizada, que regula el tráfico en Palma había unos 40 agentes [durante el mandato de Aina Calvo] y se redujeron a 22. En el nuevo organigrama policial, potenciamos esta división y la previsión es que haya unas 45 personas en la unidad de tráfico, el doble que ahora", explica la regidora de Seguridad Ciudadana de Cort, Angélica Pastor (PSOE).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine