Limpieza

Emaya retira 66 toneladas de escombros

Han limpiado cinco solares del Ayuntamiento que se han utilizado durante meses, algunos incluso años, como vertederos ilegales

20.04.2016 | 01:54
Antes y después de la calle de Callao de Nou Llevant donde tiraban restos de obra.

Antes y después

  • Nou Llevant: Vallan dos parcelas en la calle de Callao donde tiraban restos de obra

    Los principales solares que ha limpiado Emaya durante los últimos meses están situados en el barrio de Nou Llevant, en segunda línea. Se trata de dos parcelas de más de 8.000 metros cuadrados que habían sido utilizadas durante varios años como basureros. Aprovechando que no hay viviendas en la cercanía y que los solares no estaban vallados, muchos incívicos se acercaban a lanzar muebles y restos de obra. En total, han retirado 56 toneladas de escombros. El personal de Emaya necesitó dos jornadas para limpiarlo todo. Posteriormente, trabajadores de Infraestructuras colocaron una valla perimetral en los descampados.
     
  • El Rafal Nou: Los sacos se acumulaban entre el parque de Son Gibert y el Seminari Nou

    En el camino Salard, a su paso por el Rafal Nou, se utilizaba un solar sin vallar como vertedero, sobre todo de restos de obra. Se trata de una parcela junto al aparcamiento de la rotonda por la que habitualmente caminan los vecinos y sacan a pasear perros. En ella había múltiples sacas y cajas de plástico, además de otros restos de basura. Los otros dos solares municipales que se han limpiado estaban en la calle de Zuloaga (Son Fortesa Nord) y en la calle de Victorio Luzuriaga (Sant Agustí). En estos tres casos no se ha procedido a vallar los terrenos, aunque en algunos casos se han colocado barreras.

La empresa municipal de limpieza Emaya ha quitado más de 66 toneladas de basura de las calles de Palma durante los últimos tres meses de cinco solares que son propiedad del Ayuntamiento. Se trata de cinco terrenos repartidos en diferentes barrios del Eixample de la ciudad que no estaban vallados y en los que personas incívicas lanzaban basura, trastos y restos de obra.

Desde hace varios meses –en algunos casos incluso años– los solares funcionaban como vertederos ilegales e incontrolados. El coste de la limpieza lo asumen las arcas públicas y supera los 17.000 euros. De ellos, 12.700 son para la mano de obra y la maquinaria, mientras que los 4.500 euros restantes son para el tratamiento de los residuos en la planta de Mac Insular.

El principal vertedero que se ha desmantelado estaba situado en el barrio de Nou Llevant, entre la avenida de Mèxic y las calles de Puerto Rico, Callao y Brotad, a escasos metros del centro de salud de la zona. Se trata de dos parcelas que conforman un descampado en el que hace varios años y de forma recurrente se dejaban toda clase de restos de obra. De allí se han retirado 56 toneladas de residuos. Según explicó ayer Emaya, el solar se tuvo que limpiar en dos tandas por la elevada cantidad de basura que había, la mayoría materiales de construcción.

Para evitar que se vuelvan a dejar más escombros, trabajadores del departamento de Infraestructuras de Cort han vallado todo el perímetro de los terrenos con una reja que sustituye el anterior vallado de obra, por el que resultaba muy fácil acceder al descampado. El nuevo enrejado ha costado unos 10.000 euros, a los que hay que sumar los 14.000 euros que ha supuesto la limpieza de ambos solares.

Las otras tres parcelas en las que se ha intervenido están en la calle de Zuloaga (Son Fortesa Nord), en la calle de Victorio Luzuriaga (Sant Agustí) y en el camino Salard (el Rafal Nou). En estos tres casos no se han vallado los terrenos, aunque en algunos puntos se han instalado barreras u obstáculos.

El servicio de controladores ambientales de Emaya ha detectados otros quince solares propiedad del Ayuntamiento donde se producen vertidos de residuos. Se procederá a limpiarlos a lo largo de los próximos meses. "Seguimos trabajando para limpiar, sancionar y prevenir los vertidos incontrolados", afirmo la presidente la Emaya, Neus Truyol (Més), a través de un comunicado enviado a los medios.

La empresa municipal recuerda que han habilitado áreas de recogida de material de construcción en los puntos verdes de Son Castelló y Sant Jordi. Aunque antes no se aceptaban estos residuos, desde que se permite dejarlos de forma legal la cantidad de escombros tratados ha aumentado desde las 21.000 toneladas en diciembre hasta las 72.000 del pasado marzo. "Todos los residuos que se depositan en los puntos verdes no terminan en un solar o en el arcén de una carretera", agregó Truyol.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine